Chistes de:
Abogados
Actos
Adivinanzas
Amigos
Animales
Atlantes
Autos
Aviones
Bares
Bebés
Borrachos
Campesinos
Caníbales
Caperucita Roja
Chistes Cortos
Científicos
Circos
Colmos
Comidas
Computación
Cornudos
Crueles
Cuál es...?
Cómo...?
Dentistas
Deportes
Doctores
Drácula
Empresarios
En qué se
Enanos
Era una vez
Exageraciones
Farmacias
Feministas
Funerales
Genios
Graffiti
Había una vez...!
Hombres
Indios
Infierno
Jaimito
Jefes
Ladrones
Locos
Machistas
Mamá...! / Papá...!
Marinos
Matrimonios
Militares
Mujeres
Nerds
Niños
No es lo
Novios
Obreros
Otros...
Papá, Papá
Pepito
Policías
Política
Presos
Profesiones
Profesores
Qué es...?
Qué le dice...?
Religiosos
Restaurantes
Suegras
Tacaños
Tarzan
Teléfonos
Una Línea
Vampiros
Vecinos
Vendedores
Viejitos


Secciones:
Cuentos Graciosos
Reflexiones
Academicos
Horóscopo
Horóscopo Chino
Astrología Celta
Astrología Maya


.


Indios


Eran dos indiecitos que se iban a casar y le dice el juez al indio: A ver, firme aquí.
Pos no sé firmar.
Entonces el juez dice:
Bueno, la huella.
Y el indiecito le contesta:
¡No pos ella tampoco!




Llega un indio con el gran jefe toro sentado y le dice:
Gran jefe, mí querer cambiar nombre.
A lo que el gran jefe toro sentado le contesta:
Muy bien, como tú llamar.
Mí llamar viento veloz.
Ah, y cómo querer llamarte.
Yo querer llamarme aire acondicionado.




Un antropólogo está realizando unos estudios en una tribu africana, y es requerido por el jefe de la tribu que le dice muy enfadado:
Venir aquí antropólogo, haber nacido niño blanco en tribu.
El antropólogo intenta quitarse el muerto de encima, y le responde señalando a un rebaño de ovejas:
Mire jefe, en genética todo es posible. Mire ese rebaño de ovejas blancas, verá usted que entre ellas ha nacido una oveja negra.
El jefe, aborronado, le dice:
Tú oír antropólogo. Yo no decir nada de niño blanco. Tú no decir nada de oveja negra.




En un fuerte dos soldados están esperando a los indios. El de abajo le dice al de arriba:
¿Soldado, vienen los indios?
Sí, pero los veo pequeños, dice el soldado.
Al cabo de media hora:
¿Soldado, vienen los indios?
Sí, pero los veo medianos.
Al cabo de tres horas:
¿Soldado, vienen los indios?
Sí, y están en la puerta.
Pues, ¡Mátelos!
No puedo.
¿Por qué?
Porque los conozco desde "pequeñitos".




Esta era una carrera en el viejo oeste estaban compitiendo un vaquero y un indio. Arrancan, van muy parejos en toda la carrera y ya en el final, el vaquero se echa un gas y sale como alma que se lo lleva el diablo y gana la carrera. Después llega el indio y le dice todo cansado:
Tú hacer trampa, tú tener motor en el trasero.




Más chistes de Indios Página principal


© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar