HUMOR

Amigos





Eduardo, Manolo y Felipe se treparon en una bandera que hay sobre edificio. Eduardo dice:
Por mi patria y por mi bandera yo me tiro desde la punta de ésta bandera. Y cayó en el suelo muerto. Luego viene Manolo y dice:
Por mi patria y por mi bandera yo me tiro desde la punta de ésta bandera. Y también cayó muerto en el suelo. Ahora viene Felipe y mira hacia el suelo y vio a los dos amigos muertos y luego dice:
¡Por mi patria y por mi bandera, yo me voy por las escaleras!




Un señor iba paseando por la calle cuando se encuentra a un amigo y éste lo saluda:
¡Hola! ¿Cómo te ha ido?
Bien, gracias.
Oye, ¿Tendrás un cigarro que me regales?
Claro, aquí tienes.
El amigo se lo da, y antes de que se fume el cigarrillo, el señor se toma una pastilla y después procede a fumarse el cigarrillo. El amigo dudoso, pregunta:
¿Y para qué sirve esa pastilla?
¡Ah! Sirve para que se me quiten las ganas de fumar.
¡Pero si estás fumando!
Claro, pero sin ganas.




Una vez estaba Pepito con sus amigos Pedrito y Jaimito presumiendo a sus papás, entonces Pedrito dice:
Fíjense que mi papá cuando fuma saca humo por la nariz.
Entonces dice Jaimito.
Pues mi papá saca humo por las orejas.
En lo que Pepito dice:
Pues mi papá es mejor porque cuando fuma saca humo por la cola.
En lo que sus amigos dicen:
¿Por la cola?
Y Pepito dice:
Sí, porque cuando va al baño veo las manchas de nicotina que deja en los calzones.











Dos amigos que se encuentran en la calle y dice uno:
¿Qué te ha pasado Fernando?
Dice el otro:
Pues que iba con la moto muy rápido y, ¿te acuerdas del edificio, ese que ponía "se traspasa"?

Pues que no es verdad. ¡No se puede traspasar!




Están tres amigos muertos de hambre, sólo tienen un céntimo, van a un restaurante y preguntan:
¿Qué nos puede dar por un céntimo?
Y el camarero contesta:
No puedo daros nada, pero bueno, haré una excepción y os daré esta tortilla.
Los tres amigos se fueron con la tortilla, y como era tan pequeña uno propuso:
Esta tortilla es tan pequeña que no podremos comérnosla entre los tres. Haremos lo siguiente: nos iremos a dormir y el que sueñe que va más lejos se comerá la tortilla.
Por la noche va uno de ellos y se levanta y la come. Al día siguiente dice el primero:
Yo he soñado que iba al cielo, muy alto, muy alto, y hablaba con Dios. Dice el segundo:
Yo he soñado que iba al infierno, muy abajo, muy abajo y hablaba con el diablo.
Y finalmente dice el tercero:
Pues yo, como tardabais tanto, pensé que ya no veníais y me comí la tortilla.







Más chistes de Amigos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED