HUMOR

Amigos


Van dos amigos por la calle y uno le dice al otro:
¡Mira! ¡un reloj!
Sí, es mío, es que a veces se me adelanta.




Están tres amigos muertos de hambre, sólo tienen un céntimo, van a un restaurante y preguntan:
¿Qué nos puede dar por un céntimo?
Y el camarero contesta:
No puedo daros nada, pero bueno, haré una excepción y os daré esta tortilla.
Los tres amigos se fueron con la tortilla, y como era tan pequeña uno propuso:
Esta tortilla es tan pequeña que no podremos comérnosla entre los tres. Haremos lo siguiente: nos iremos a dormir y el que sueñe que va más lejos se comerá la tortilla.
Por la noche va uno de ellos y se levanta y la come. Al día siguiente dice el primero:
Yo he soñado que iba al cielo, muy alto, muy alto, y hablaba con Dios. Dice el segundo:
Yo he soñado que iba al infierno, muy abajo, muy abajo y hablaba con el diablo.
Y finalmente dice el tercero:
Pues yo, como tardabais tanto, pensé que ya no veníais y me comí la tortilla.




Van dos compadres caminando en la selva y no encuentran nada en todo el día, entonces en la noche ya se iban a acostar y sienten rugir a un león y las armas estaban lejos. Entonces, un compadre le dice al otro compadre: Compadre, pásame mis tenis, compadre.
Y el otro le dice:
¡A poco le vas a ganar a correr al león!
No, pero a ti sí compadre.











Se encuentran dos amigos y le dice uno a otro:
¡Hombre Manuel! ¿Qué es de tu vida?
Pues aquí estamos.
¿Qué tal tu mujer?
En casa está.
¿Y los niños?
Muy bien, el pequeño hace tres meses que camina.
¿Pues ya estará lejos?




Esta era una vez una mujer tan fea, pero tan fea, que cuando fue a un concurso de feas, le dijeron aquí no aceptamos profesionales.







Más chistes de Amigos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED