HUMOR

Amigos


Se encuentran dos amigos y le dice uno a otro:
¡Hombre Manuel! ¿Qué es de tu vida?
Pues aquí estamos.
¿Qué tal tu mujer?
En casa está.
¿Y los niños?
Muy bien, el pequeño hace tres meses que camina.
¿Pues ya estará lejos?




Dos hombres se encuentran por la calle y uno le dice al otro:
Hombre, Juan, qué alegría, chico, ¿cómo has cambiado? Antes eras bajo, y parece que has crecido, antes eras gordo y ahora eres delgado, antes eras moreno y ahora eres rubio...
De repente lo interrumpe el otro y le dice:
Pero, ¡si es que yo no soy Juan!
¡Cielos!, replica el primero, ¡también te has cambiado el nombre!



Dos amigas que no se habían visto desde la secundaria se encontraron en la calle. Una de ellas se da cuenta que la otra tiene un bebe en sus brazos y le dice:
¡Que bebe más bonito! ¿Cómo se llama?
Se llama Talco.
¿Talco? ¡Que nombre tan raro!
Es que mi mamá, antes de que se fuera de viaje me dijo que le pusiera "talco" al bebe.











Un día entra una persona y le dice a su amigo:
Estoy preocupado.
¿Por qué? Le pregunta el amigo.
Mi mujer me juró que no me volvería hablar durante 30 días.
Pero eso no es tan grave.
Claro que sí, es que hoy termina el plazo.




Un señor iba paseando por la calle cuando se encuentra a un amigo y éste lo saluda:
¡Hola! ¿Cómo te ha ido?
Bien, gracias.
Oye, ¿Tendrás un cigarro que me regales?
Claro, aquí tienes.
El amigo se lo da, y antes de que se fume el cigarrillo, el señor se toma una pastilla y después procede a fumarse el cigarrillo. El amigo dudoso, pregunta:
¿Y para qué sirve esa pastilla?
¡Ah! Sirve para que se me quiten las ganas de fumar.
¡Pero si estás fumando!
Claro, pero sin ganas.







Más chistes de Amigos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED