HUMOR

Animales


Un vendedor de mascotas tiene tres loros a la venta. Y un posible comprador se le acerca.
- Cuánto valen estos Loros ?
- El primero vale 1000 pesos.
- por mil pesos, que es lo que hace, como puede valer tanto este pajarraco ?
Bueno, contesta el vendedor, Sabe 10.000 palabras y 500 oraciones y también resuelve problemas de matemática.
- y el segundo ? - Ese vale 20.000 pesos.
- y este que hace ?. - Sabe 100.000 palabras y 10.000 sentencias, resuelve expresiones matem'aticas complejas y sabe programar computadoras.
- Gauuuu, y el tercero ?
- Ese vale 20.000 pesos. - No me imagino que lo que debe poder hacer por ese precio.
- No no sabe nada, pero los dos loros lo llaman EL JEFE..



Dos hormigas se encontraron en el botón del cinturón de una mujer. Despues de charlar un rato sobre sus descubrimientos, quedaron en que tomarían direcciones diferentes y luego se volverían a encontrar para contarse sus aventuras.

Siete días después, se encontraron, entonces una de ellas comenzó a contar: Mirá descubrí una zona con dos montañas muy suaves, esquiaba de día y dormía calentita en el valle en la noche.
La otra contó luego sus desventuras. Tuve que cruzar una selva muy tupida y caí en un agujero muy profundo. Cada vez que trataba de salir, quedaba agotado y de noche no podía dormir porque venía un gusano gigante y me vomitaba encima.



Estaban 3 ratones en una cantina y uno empieza a presumir:
Yo cuando veo una ratonera, la activo y la levanto 20 veces.
Otro no se queda atrás y dice:
Yo cuando encuentro veneno para ratas lo pongo en mi café para
fortalecerme.
Por último uno se para y dice,
Lo siento pero tengo una cita con una gata.











En la selva del Africa un leoncito se encontró a un misionero y empezó a corretearlo rugiendo con deseos de matarlo,
a esto cuando la leona madre alcanza a ver a su pequeño cachorro y le grita:
Niño no juegues con la comida !!!



Ricardo recibió un loro por su cumpleaños; ya era un loro adulto, con una muy mala actitud y vocabulario. Cada palabra que decia estaba adornada por alguna palabrota, asi como siempre de muy mal genio.
Ricardo trato desde el primer día de corregir la actitud del loro, diciéndole palabras bondadosas y con mucha educación, le ponía música suave y siempre lo trataba con mucho cariño.
Llegó un día en que Ricardo perdió la paciencia y gritó al loro, el cual se puso más grosero aun, hasta que en un momento de desesperación, Ricardo puso al loro en el congelador.
Por un par de minutos aún pudo escuchar los gritos del loro y el revuelo que causaba en el compartimento, hasta que de pronto todo fue silencio.
Luego de un rato, Ricardo arrepentido y temeroso de haber matado al loro, rápidamente abrió la puerta del congelador. El loro salió y con mucha calma dió un paso al hombro de Ricardo y dijo: siento mucho haberte ofendido con mi lenguaje y actitud. Te pido me disculpes y te prometo que en el futuro vigilaré mucho mi comportamiento.
Ricardo estaba muy sorprendido del tremendo cambio en la actitud del loro y estaba a punto de preguntarle que es lo que lo había hecho cambiar de esa manera, cuando el loro continuo:
- te puedo preguntar... ? que fue lo que hizo el pollo?






Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED