HUMOR

Animales


Había una vez un señor que iba a 100 km/hra en la carretera, ve un letrero que dice: Paso de pollos, se detiene y se pregunta entre si, ¿Paso de pollos?
De repente ve que pasan en fila pollos enfrente de él. Esta marcha duró 5 días, vio hasta el último pollo y dijo:
¡Al fin voy a pasar!
Entonces, el último pollo dice:
¡Media vuelta, yaaaaaaaaaaaaa!




El hijito camello pregunta:
Mami, ¿por qué tenemos estas patotas?
Ay, mi bebé, pues muy sencillo, son para no hundirnos en la arena del desierto.
¡Ah!, oye, ¿y por qué tenemos estas pestañotas?
Ay, chiquito mío, pues para proteger nuestros ojos del fuerte sol y de la arena del desierto.
¡Ah!, mami, mami, ¿por qué tenemos esta jorobota?
Oh, queridito, pues en la joroba acumulamos grasa y líquidos para soportar muchos días en el desierto sin agua ni comida, así podemos tener grandes jornadas de trabajo, para eso nos sirve.
¡Ah!, oye, mami, ¿y entonces, qué diablos hacemos tú y yo en un zoológico?



Era la gran final de la carrera de la selva y compiten el elefante contra la hormiga.
La carrera está muy reñida, y en la última recta la hormiga gana por una cabeza. Pero de repente el elefante pisa a la hormiga y la mata; el resto de los animales molestos con el elefante le preguntan por qué la mató, y este tristemente les contesta:
Yo no la quería matar, yo sólo le quería meter el pie.











Este es el chiste de un perrito mentiroso que se encuentra perdido en medio de una jungla. El perrito mentiroso casi se murió del miedo cuando vio unos huesos en la tierra cerca de él. De repente a lo lejos aparece un león, el perrito se puso a pensar y dijo:
Ahora ya me llegó la hora, pero no me quedaré con los brazos cruzados, voy a pensar en algo.
Y el Perrito se acuesta panza arriba a la par de los huesos, y cuando el león se acerca, el perrito con voz ronca dice:
Ay, que rica la carne de león, con mucho gusto me comería a otro león, lástima que sólo había un león.
Al escuchar el león lo que el perrito dijo le entró un temor, y cuando vio al perrito salió corriendo como una bala alejándose del lugar lo antes posible, el perrito lo llamaba, pero el león no escuchó y siguió
corriendo. Después de haber corrido como 5 Km. el león se encuentra con un monito que conocía al perrito y el león le cuenta lo que había visto, el monito riéndose le dice al león:
Te tomaron como tonto, yo conozco a ese perrito, es un gran mentiroso, ven conmigo, te llevaré donde él y te darás cuenta que es un mentiroso. El monito se encarama en la espalda del león, y cuando se acercan al perrito, el perrito los ve y dice:
Monito, se quiere desquitar conmigo por la estafada que le di la vez pasada, pero voy a pensar en algo, no me voy a quedar con los brazos cruzados.
Cuando el monito y el león están frente del perrito, el perrito antes que hablara el monito le grita:
¡Monito inútil, te dije que me consiguieras dos leones para comerme, no uno!




¿Que pasa si un elefante se para en una pata?
Pues deja huérfanos a los patitos.







Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED