HUMOR

Animales


Dios estaba creando el mundo y le estaba poniendo el nombre a los animales:
-Tu te llamaras gallina-
-Tu te llamaras caballo-
-Tu te llamaras burro-
Y siguio poniendoles sus nombres y después el burro pregunta:
-¿Cómo me llamaba yo?-
Y dios contesta:
-Burro-
Después de 3 minutos más, el burro pregunta:
-¿Cómo me llamaba yo?-
-Burro-
Y asi cinco veces más le vuelve a preguntar:
-¿Cómo me llamaba yo?-
Él le responde:
-Burro idiota-
Y el burro dice:
-Yo ya me estaba aprendiendo el nombre y usted ahora me dice el apellido-



Cuidado con el perro
Entra un hombre al jardín de su amigo y ve un letrero que dice "Cuidado con el perro".
Y de pronto ve a un perro chiquitín, chiquitín. Va donde su amigo y le dice:
¿Pero, para qué pones ese cartel si el perro es tan pequeño que no puede ni abrir la boca?
Sí, le dice, pero no sabes la cantidad de veces que me lo han pisado.



¿Qué hay que darle a un elefante con diarrea?
Espacio, mucho espacio.











¿Cómo le habla una chinche a otra chinche?
Con chincheridad.




Era una señora que tenía demasiados puercos y no sabía qué hacer con tantos. Un día le dijo a su hijo que tenía que deshacerse de ellos. El hijo se pregunta:
¿Cómo lo haré? ¡Ah, ya sé, a cada persona que pase le aventaré un puerco! En eso que va pasando una viejita, y sas que le avienta uno. Después pasó un joven, y sas que le avienta otro; en eso va pasando un borracho, y sas que le avienta otro. Entonces el borracho le grita:
¡Por qué no me avienta a su madre!
¡Y sas, que le avientan a la puerca!







Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED