HUMOR

Animales


Había una vez unos compadres que estaban tomando cerveza y platicando. Un compadre le dice al otro:
Oiga compadre, y cómo le fue en su viaje a la selva, ¿No le pasó nada? Pues, fíjese que sí compadre, cuando llegué, estaba allí en la selva muy tranquilo cuando me empezó a seguir un león.
¿Y qué hizo, compadre? Pregunta el otro compadre.
Pues yo compadre, hice lo que cualquier otra persona hubiera hecho, yo empecé a correr, pero después que sale otro león y otro león.
¿Qué hizo compadre? Dice el otro.
Pues yo no más corría y corría y mira, va que se iban cayendo los leones detrás de mí, se volvían a parar y se volvían a caer, y yo seguía corriendo.
Le dice el otro compadre:
Y, ¿No se cagó del susto compadre?
Pues, ¿En qué cree que se estaban resbalando los leones cuando se cayeron?



Estos eran dos ratones que andaban por la carretera, uno dice:
"Vas a ver como te paro ese trailer con una mano."
En eso que se le poncha una llanta al trailer y por buena suerte que se para en la mano del ratón.
Cuando se para el trailer, se baja el chofer y dice: ¡Voy a tener que sacar el gato!
Y dice el ratón:
"Ni me amenaces. !Que te volteo el trailer!"




Un día, un león va rugiendo y agarra a un mono por el cuello y le dice: ¿Quién es el rey de la selva?
Y el mono le dice:
¡Tú señor león, tú!
Y el león siguió su camino. Luego el león se encuentra con una jirafa y la muerde en el cuello y le grita:
¿Quién es el rey de la selva?
Y la jirafa le dice:
¡Tú señor león, tú!
Luego el león sigue su camino. Después se encuentra con un elefante y el león ruge, al momento en que el león ruge el elefante lo agarra con la trompa y lo tira al suelo, lo pisa, lo vuelve a tirar, y lo pisa
nuevamente y despues lo suelta, en eso el león se para y mira al elefante mientras se sacude y le dice:
¡Si no te sabes la respuesta, no te tienes que poner así!











Llega un pollito a la cantina y le pregunta al cantinero:
¿Tiene uvas?
El cantinero le responde:
No, no tengo.
Se va el pollito y regresa al poco rato y pregunta lo mismo:
¿Tiene uvas?
El cantinero enfurecido contesta:
No, y si me vuelves a preguntar, te clavo los pies al piso.
Se va el pollito muy triste y a los 5 minutos regresa:
¿Tiene clavos?
El cantinero responde:
No.
Y el pollito vuelve a preguntar:
¿Y, tiene uvas?




Era una vez un señor que tenía una gata y ya no la quería más, entonces se fue al monte y la tiró. Después de unos días la gata regresó, y el señor se la llevó y la tiró del otro lado del monte, y la gata volvió. Entonces, le preguntó a su compadre, cómo lo podía hacer para que no volviera y éste le dio algunas indicaciones.
El señor le da las indicaciones, cruza el monte, ve al río y crúzalo, voltea a la derecha, luego a la izquierda, otra vez a la derecha, cruza el puente y deja la gata.
Después de una semana el señor llegó con el compadre todo sucio, cansado, hambriento, desvelado y sediento, y el compadre le pregunta:
¿Cómo te fue?
Y el señor le contesta:
Hombre compadre, si no es por la gata, ¡no regreso!







Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED