HUMOR

Animales


Estaban todos los animales de la selva listos para correr en las
olimpiadas de los animales. Cuando empieza la cuenta regresiva para correr:
3, 2, 1, ¡arrancar!
Todos corren, pero a media carrera se fatigan y van quedándose uno a uno. Al final sólo queda la hormiga y el elefante peleando por el primer lugar, cuando de repente se oye un temblor, ¡punnnnnnttt! El elefante había pisado a la hormiga, y todos los habitantes de la selva le empiezan a gritar:
¡Asesino, asesino!
Y el elefante responde:
¡No, sólo le quería meter el pie para que se cayera!




Un día de tantos se encontraban los animales de la tierra contra los animales del mar en pleno campeonato, cuando el arbitro pita el final. El encuentro 0 a 0 por lo que el arbitro decidió irse a penales.
El tiburón que era el capitán del equipo del mar, decidió poner al pulpo como portero, cuando de pronto el marcador desde los penales cambia 8 a 0 ganando los animales de la tierra.
Entonces, el tiburón muy enojado le gritó al pulpo:
Oye, ¿cómo es que tienes 8 tentáculos y no puedes atajar los penales? El pulpo enojado le contestó:
Sí, es cierto, pero el delantero que tira es, ¡el CIEMPIES!




¿Cómo le habla una chinche a otra chinche?
Con chincheridad.











Era una vez un señor llamado Pedro que quería una mascota, así que decidió ir a la tienda de mascotas que quedaba a dos cuadras, llegó y le pidió al vendedor una mascota extraña y este le entregó una caja muy grande, y Pedro le pregunta:
¿Qué es eso?
Y el vendedor le dice:
Un ciempiés.
Y Pedro sorprendido le dice:
¿Qué tanto sabe hacer?
Y el vendedor le explica que sabe barrer e ir a la tienda en pocos minutos. El vendedor lo convenció y se lo compró.
Pedro llegó a su casa y abrió la caja y le ordenó limpiar y lo hizo en poco tiempo. Después Pedro se acordó que ya no tenía pan y leche y mandó al ciempiés a la tienda.
Pasaron 5 minutos, 10 minutos, 1 hora, 2 horas, 3 horas y nada... Y Pedro dijo:
Pues mi ciempiés ya se tardó, voy a ver si ya viene, abre la puerta y vio allí el ciempiés y Pedro le pregunta:
¿Qué haces aquí?
Y el ciempiés le responde:
Poniéndome los zapatos.




Un joven le pregunta a otro que lleva paseando un perro: ¿ oye, este perro permite que se le acerquen?
¡Claro! Si no a quién va a morder.







Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED