HUMOR - muygraciosos.com

Animales


Ricardo recibió un loro por su cumpleaños; ya era un loro adulto, con una muy mala actitud y vocabulario. Cada palabra que decia estaba adornada por alguna palabrota, asi como siempre de muy mal genio.
Ricardo trato desde el primer día de corregir la actitud del loro, diciéndole palabras bondadosas y con mucha educación, le ponía música suave y siempre lo trataba con mucho cariño.
Llegó un día en que Ricardo perdió la paciencia y gritó al loro, el cual se puso más grosero aun, hasta que en un momento de desesperación, Ricardo puso al loro en el congelador.
Por un par de minutos aún pudo escuchar los gritos del loro y el revuelo que causaba en el compartimento, hasta que de pronto todo fue silencio.
Luego de un rato, Ricardo arrepentido y temeroso de haber matado al loro, rápidamente abrió la puerta del congelador. El loro salió y con mucha calma dió un paso al hombro de Ricardo y dijo: siento mucho haberte ofendido con mi lenguaje y actitud. Te pido me disculpes y te prometo que en el futuro vigilaré mucho mi comportamiento.
Ricardo estaba muy sorprendido del tremendo cambio en la actitud del loro y estaba a punto de preguntarle que es lo que lo había hecho cambiar de esa manera, cuando el loro continuo:
- te puedo preguntar... ? que fue lo que hizo el pollo?



Estan jugando al futbol el equipo de los Elefantes contra el equipo de los gusanos. A diez minutos del final van ganando los elefantes por 50-0. De repente anuncian un cambio por el equipo de los gusanos y sale el cienpies. Cuando quedaban cinco minutos para el final el cienpies mete un gol tras otro y al final del partido quedan 50-75. El capitan de los elefantes se le acerca al de los gusanos y le pregunta:
- Que portento de jugador! Por que no lo habeis sacado antes?
- Es que estaba terminando de atarse las botas.



Esta era una tortuguita que se subía a un árbol, se asomaba a una rama, y luego se tiraba de cabeza al suelo.
La pobre tortuguita se hacía mierda en el suelo, pero se levantaba, limpiaba su caparazón y volvía al intento, se subía al árbol iba a la rama y se lanzaba, para sacarse nuevamente cresta y media.
Asi siguió la pobre tortuguita durante mucho rato, y un par de palomas que la miraba con aire 'paternal' se dicen:
- 'Oye querido, y si le decimos que es adoptada?'










Una rata de laboratorio le dice a otra "yo tengo a mi científico tan adiestrado que cuando apreto ese botón, él me trae la comida".



Un día un conejito llega a una pastelería y le dice al pastelero: ¿Tiene pastel de zanahoria?
Y el pastelero le dice que no.
Pasan 7 días y regresa y le pregunta lo mismo y le contesta que no, así pasa un mes y un día el pastelero se acuerda y hace el pastel de
zanahoria.
y al día siguiente el conejito le pregunta que si tiene pastel de zanahoria
y el pastelero le responde que sí y el conejito le contesta:
¡Guakala!




Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED