HUMOR

Animales


Habia una vez unos compadres que estaban tomando cerveza y platicando..
Un compadre le dice al otro, oiga compadre y como le fue en su viaje a la selva, ?no le paso nada?
Dice el otro compadre, pues fijese que si compadre, cuando llegue, estaba alli en la selva muy tranquilo cuando me empezo a seguir un leon.
Y ?que hizo compadre? Pregunta el otro compadre.
Dice el compadre.. Pues yo compadre hice lo que cualquier otra persona hubiera hecho, yo empece a correr, pero despues que sale otro leon y otro leon ?que hizo compadre? Dice el otro, pues yo no mas corria y corria y mira va que se iban cayendo los leones detras de mi, se volvian a parar y se volvian a caer, y yo segui corriendo. Le dice el otro compadre...y ?no se cago del susto compadre?
Y dice el compadre, pues en que cree que se estaban resbalando los leones cuando se cayeron compadre.



En la selva del Africa un leoncito se encontró a un misionero y empezó a corretearlo rugiendo con deseos de matarlo,
a esto cuando la leona madre alcanza a ver a su pequeño cachorro y le grita:
Niño no juegues con la comida !!!



Una cigueña esta en su nido con su hijo, que esta llorando :
- Mama, mama, buah, donde esta papa, snif ?
- Hijo, tranquilizate, no pasa nada, esta haciendo feliz a la panadera llevandola un niño.
La noche siguiente es el padre el que esta solo en el nido con la cria, que esta llorando otra vez.
- Buah, papa, papa, buah, donde esta mamaaaa...!
- Deja de llorar, chico, si no pasa nada, se ha ido a llevar alegria a casa del alcalde...
La siguiente noche, el padre y la madre estan preocupadisimos en el nido esperando al pollo, que aparece con cara alegre.
- Pero bueno, que pasa, donde estabas ?
- Nah, no pasa nada, le estaba dando un susto a una estudiante










Ricardo recibió un loro por su cumpleaños; ya era un loro adulto, con una muy mala actitud y vocabulario. Cada palabra que decia estaba adornada por alguna palabrota, asi como siempre de muy mal genio.
Ricardo trato desde el primer día de corregir la actitud del loro, diciéndole palabras bondadosas y con mucha educación, le ponía música suave y siempre lo trataba con mucho cariño.
Llegó un día en que Ricardo perdió la paciencia y gritó al loro, el cual se puso más grosero aun, hasta que en un momento de desesperación, Ricardo puso al loro en el congelador.
Por un par de minutos aún pudo escuchar los gritos del loro y el revuelo que causaba en el compartimento, hasta que de pronto todo fue silencio.
Luego de un rato, Ricardo arrepentido y temeroso de haber matado al loro, rápidamente abrió la puerta del congelador. El loro salió y con mucha calma dió un paso al hombro de Ricardo y dijo: siento mucho haberte ofendido con mi lenguaje y actitud. Te pido me disculpes y te prometo que en el futuro vigilaré mucho mi comportamiento.
Ricardo estaba muy sorprendido del tremendo cambio en la actitud del loro y estaba a punto de preguntarle que es lo que lo había hecho cambiar de esa manera, cuando el loro continuo:
- te puedo preguntar... ? que fue lo que hizo el pollo?



Caminaba un misionero por la sabana africana, cuando de repente vio aparecer ante si, un león enorme.
El misionero miró a la derecha e izquierda, pero no encontró ningún lugar para ocultarse; ante lo cual comenzó a rezar, diciendo:
Señor, infunde a este animal sentimientos cristianos.
Ustedes dirán que la oración no es eficaz, pero en éste caso sí que lo fue, porque ¡Milagro!
El león se arrodilló y dijo:
Bendice señor este alimento que vamos a comer debido a tu bondad, amén.






Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED