HUMOR - muygraciosos.com

Animales


Esta era una tortuguita que se subía a un árbol, se asomaba a una rama, y luego se tiraba de cabeza al suelo.
La pobre tortuguita se hacía mierda en el suelo, pero se levantaba, limpiaba su caparazón y volvía al intento, se subía al árbol iba a la rama y se lanzaba, para sacarse nuevamente cresta y media.
Asi siguió la pobre tortuguita durante mucho rato, y un par de palomas que la miraba con aire 'paternal' se dicen:
- 'Oye querido, y si le decimos que es adoptada?'



- Oye, que mi gato ha matado a tu perro!.
- Pero que dices idiota, si mi perro es un doberman!.
- Ah, pero es que mi gato es hidraulico.



En la selva del Africa un leoncito se encontró a un misionero y empezó a corretearlo rugiendo con deseos de matarlo,
a esto cuando la leona madre alcanza a ver a su pequeño cachorro y le grita:
Niño no juegues con la comida !!!










Una cigueña esta en su nido con su hijo, que esta llorando :
- Mama, mama, buah, donde esta papa, snif ?
- Hijo, tranquilizate, no pasa nada, esta haciendo feliz a la panadera llevandola un niño.
La noche siguiente es el padre el que esta solo en el nido con la cria, que esta llorando otra vez.
- Buah, papa, papa, buah, donde esta mamaaaa...!
- Deja de llorar, chico, si no pasa nada, se ha ido a llevar alegria a casa del alcalde...
La siguiente noche, el padre y la madre estan preocupadisimos en el nido esperando al pollo, que aparece con cara alegre.
- Pero bueno, que pasa, donde estabas ?
- Nah, no pasa nada, le estaba dando un susto a una estudiante



Era una vez un señor que tenía una gata y ya no la quería más, entonces se fue al monte y la tiró. Después de unos días la gata regresó, y el señor se la llevó y la tiró del otro lado del monte, y la gata volvió. Entonces, le preguntó a su compadre, cómo lo podía hacer para que no volviera y éste le dio algunas indicaciones.
El señor le da las indicaciones, cruza el monte, ve al río y crúzalo, voltea a la derecha, luego a la izquierda, otra vez a la derecha, cruza el puente y deja la gata.
Después de una semana el señor llegó con el compadre todo sucio, cansado, hambriento, desvelado y sediento, y el compadre le pregunta:
¿Cómo te fue?
Y el señor le contesta:
Hombre compadre, si no es por la gata, ¡no regreso!







Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED