HUMOR

Animales


Mamá, mamá, en la escuela me dicen que estoy loco.
¿Quién hijo, quién?
Las ardillas mamá, las malditas ardillas.




¿Qué le dice un chinche a una chinche?
Te amo chincheramente.




Una tortuguita se balanceaba en una ramita.
Luego se dejaba caer en el suelo, se levantaba despacito y se acomodaba el caparazón.
Subía nuevamente a la ramita y se dejaba caer nuevamente.
En el piso apenas podía pararse y el caparazón se estaba trisando. Sube nuevamente a la ramita y comienza a balancearse.
Desde una rama vecina una paloma le dice a su palomo:
¡Y si le decimos que es adoptada!











Dos vecinos el uno afanadísimo le dice al otro:
Vecino, perdóneme que mi gato mató su perro.
Pero cómo, debe estar equivocado, cómo es posible que su gato mate mi perro si es un Doberman.
Sí señor, y el mío es hidráulico.




Un cazador se iba de casería y su amigo le dice:
Si te encuentras con un león, persígnate, reza, y después te tiras al suelo, y el león no te hará nada.
El hombre va a la selva, y se encuentra con un león, se pone a rezar y se tira al suelo.
El león se pone a rezar y el hombre dice:
¡Un milagro, un milagro!
El león le responde:
¿Cuál milagro? ¡Yo sienpre rezo antes de comer!







Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED