HUMOR

Animales


Estaba una niña lavando un gato y pasa una señora y le dice:
"Pero niña, ¿qué haces lavando un gato?, ¿No sabes que así se puede morir? Y la niña le contesta:
"¡No se muere el gato, es muy fuerte!"
Se va la señora, y en un ratillo pasa de nuevo por el lado de la niña y le pregunta:
"¿Por qué lloras?"
"Porque se me ha muerto el gato."
Y le dice la señora:
"¿No te dije que se podía morir?"
"Pero no ha sido al lavarlo, ha sido al exprimirlo."




Un hombre va a ver una pelea de gallos y como no conocía a los gallos le pregunta al señor que está al lado:
¿Cuál es el gallo bueno para la próxima pelea? ¿El gallo blanco o el colorado?
¡Aahh, pues el gallo bueno es el blanco, responde el señor.
El otro señor apuesta todo su dinero al gallo blanco y de un solo picotazo el gallo colorado mata al blanco. El hombre todo enojado le dice al otro: Óigame, usted me dijo que el gallo blanco era el bueno y el colorado lo mató de un solo picotazo.
El otro responde:
Pues, el blanco era el bueno porque el colorado ese sí es un asesino.



¿Que pasa si un elefante se para en una pata?
Pues deja huérfanos a los patitos.











Un día se encontraban los animales de la tierra contra los animales del mar en pleno campeonato de fútbol, cuando el arbitro da el pitazo final. El encuentro terminó 0 a 0 por lo que el arbitro decidió irse a penales. El tiburón que era el capitán del equipo del mar, decidió poner al pulpo como portero, cuando de pronto el marcador desde los penales cambia de 8 a 0 ganando los animales de la tierra.
Entonces, el tiburón muy enojado le gritó al pulpo:
Oye, ¿cómo es que tienes 8 tentáculos y no puedes atajar los penales? El pulpo enojado le contestó:
Si, es cierto, ¡pero el delantero que tira es el ciempiés!




Un ladrón a la media noche se mete en una casa a robar. Entra por una ventana, y cuando está adentro en la oscuridad oye una voz que dice: ¡Jesús te está mirando!
Entonces, el ladrón se asusta y se detiene. Luego como ve que no ocurre nada continúa. Y de nuevo la voz le dice:
¡Jesús te está mirando!
El ladrón asustado prende la luz y ve que la voz venía de un loro que estaba en una jaula, y el ladrón le dice:
¡Ahhh que susto me diste! ¿Cómo te llamas lorito?
Y el loro le responde:
Me llamo Pedro.
Pedro es un nombre extraño para un loro.
Y el loro le contesta:
Más extraño es el nombre Jesús para un Doberman.







Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED