HUMOR

Animales


Un grupo de hormigas iban de una ciudad a otra con toda su comida, pasaron 10, 50, 100, hasta 500 años hasta que por fin llegaron, cuando de repente se para la hormiga reina y dice:
Queridas hormigas, se nos ha quedado la sal.
Pero sólo una hormiga podrá ir a traerla de regreso, ¿Quién lo quiere hacer?
Por allá una hormiga levanta la mano y dice:
Yo voy, con la condición de que no comiencen a comer hasta mi regreso, ¿Están de acuerdo?
Y todo el grupo responde:
¡Sí!
Bueno, entonces la hormiga se va a su viaje. Pasaron 500, 1.000, 5.000, hasta 10.000 años y llega una hormiga del grupo y dice:
No, a esa hormiga le pasó algo, yo digo que comamos ya.
Pero la hormiga reina le responde:
No, no comeremos, recuerden la promesa, sigamos esperando.
Pasan otros 10.000 años y nada que llegaba la hormiga, hasta que dijo la reina:
Bueno, nos tocó comenzar a comer.
Y todos comenzaron a comer cuando de repente sale una hormiga de un matorral y dice:
¿Que tal que si hubiera ido?




¿Cómo matarías a un elefante azul?
Con un rifle para matar elefantes azules.
¿Cómo matarías a un elefante rojo?
Le estrangulas hasta que se ponga azul, y luego le disparas con el rifle para matar elefantes azules.
¿Cómo matarías a un elefante verde?
Le cuentas chistes obscenos hasta que se ponga rojo, después lo
estrangulas hasta que se ponga azul, y después le disparas con el rifle para matar elefantes azules.
¿Cómo matas 10 elefantes con un bote de pintura morado?
Pintas uno de morado y ese se muere de vergüenza y los otros 9 se mueren de la risa.




Estaba un ratoncito de vacaciones y va a un hotel, y resulta que tiene que subir por el elevador y el encargado del elevador era un elefante y el elefante le pregunta: ¿Qué piso? Y el ratoncito le contesta llorando: Mi colita.











Resulta que a un famoso guitarrista le propusieron ofrecer un concierto en algún país de África, y éste aceptó. A tiempo tomó el avión y cuando sobrevolaba la selva éste se estrelló en medio de la selva, sólo
sobrevivieron el guitarrista y su guitarra. Al rato, se le acercó un león con cara de hambriento y luego otro y otro. En ese momento se acordó de que había leído que la música calmaba a los animales, y muy nervioso se puso a tocar una canción. Los leones se calmaron y acostaron a su alrededor, y el músico se tranquilizó pensando que se había salvado de morir, cuando de repente, de entre los árboles salió un león furioso y se comió al guitarrista, y uno de los primeros leones le dijo a otro: ¿Ves? ¡Te dije que el sordo, nos iba arruinar el concierto!




Una cucaracha ve a otra bailando con movimientos muy eléctricos, parecía como si estuviera temblando y le pregunta:
¿Qué bailas? ¿Breakdance?
Y la otra les responde:
¡No Baygón!







Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED