HUMOR - muygraciosos.com

Atlantes


En un lugar muy lejano construyeron una carretera y hacían falta tres personas que pintaran la línea del medio, y los arquitectos decidieron poner un letrero que decía:
Se contratan tres pintores, buen pago, informes aquí.
Y al otro día casi medio pueblo estaba ahí y terminaron contratando a unos atlantes.
Una semana después les entregaron las brochas y la pintura y empezaron a pintar y les dijeron que les pagaban el sábado. El lunes pintaron diez millas, el martes seis millas, el miércoles cuatro millas, el jueves dos millas, y el viernes sólo cien metros. El sábado fueron con los
arquitectos por su dinero, y los arquitectos les dijeron:
Empezaron muy bien el lunes pintando diez millas, y el martes seis. Lo que nos preguntamos es qué pasó después.
Y los atlantes contestaron:
Lo que pasó es que cada vez quedaba más lejos la pintura.




Un hombre estaba cortando el césped en el jardín frente a su casa cuando Manolo, su vecino, salió de su casa y se dirigió al buzón de correos; lo abrió, lo volvió a cerrar y regreso a su casa. Un poco después Manolo volvió a salir de la casa, se dirigió otra vez al buzón, lo abrió y lo cerró con un golpe. Hecho una furia regreso a la casa. El hombre estaba terminando de cortar el césped cuando vio que Manolo salía de nuevo, iba al buzón, lo abría y lo cerraba con todas sus fuerzas. Intrigado por sus acciones, el hombre le preguntó:
¡Oye, Manolo! ¿Te pasa algo?
A lo que respondió:
¡Claro que me pasa algo! Mi estúpida computadora me sigue dando un mensaje que dice: "tienes correo".




Esta era una vez dos atlantes que iban en camioneta a gran velocidad en el bosque, entonces uno le dice al otro:
Oye Venancio, ¿ya viste qué rápido van los árboles?
Sí, de regreso nos venimos en árbol.











Un Atlante encuentra una lámpara Mágica y sale el genio.
-Te concederé 4 deseos. Atlante : Tener mucho, mucho dinero. Genio: Concedido
Atlante: tener un carro convertible rojo. Genio: Concedido. Tener una mansión. Genio: Concedido.
Atlante: Hay !!, me quiero morir de tanta felicidad ( por la alegría) . Genio: Concedido.




Dos atlantes están en la cárcel y uno le dice al otro:
Hoy nos fugaremos, si la pared es alta pasamos por abajo, y si es baja la saltamos.
Pasan 5 horas y el atlante vuelve diciendo:
¡No nos podemos fugar!
¿Por qué?, pregunta el otro.
Porque no hay pared.







Más chistes de Atlantes Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED