HUMOR

Atlantes


Un Atlante entra a una tienda y le dice al vendedor:
Me vende este televisor.
¡No!, aquí no se atienden atlantes.
El atlante sorprendido le pregunta al vendedor:
¿Cómo sabe usted que soy atlante?
Y el vendedor le responde:
Muy fácil, este no es un televisor, es un horno de microondas.




Esta un jugador de fútbol bañandose y lo ve su amigo y le dice:
¿Por qué te bañas antes del partido?
Y le contesta:
Porque el maestro me dijo que juege limpio.




¡Julio!, que causalidad, después de tanto tiempo, pero hay que ver lo que has cambiado.
Eh, debes haber empezado a hacer ejercicio, porque mira que has
adelgazado. Te ves fenomenal, si hasta parece que tienes más pelo, ¿Es postizo? Lo digo porque antes lo tenías rizado.
Y también has cambiado de sastre, obviamente; pero si era imposible verte con un traje, y ahora llevas una de esas corbatas que odiabas tanto. Y las arrugas, si tienes la piel que parece la de un niño, claro que a lo mejor es porque te has cortado la barba. Pero te queda muy bien, igual que los lentes de contacto, me alegro, porque las gafas aquellas no te favorecían, y además ahora tienes los ojos de color azul, dime picarón, ¿Se liga más así, eh?
Perdone, pero yo no me llamo Julio.
¿Qué? ¿También te has cambiado de nombre?











Un atlante le dice a otro atlante:
Oye Manolo, me compré un reloj.
¿Qué marca?
¡Pues la hora hombre!




Buenos días, Soporte Microsoft, ¿En qué lo podemos ayudar?
¿Sí, bueno? Tengo un problema con mi Word.
¿Qué tipo de problema?
Bueno, estaba escribiendo y de pronto todas las palabras se fueron. ¿Se fueron?
Sí, desaparecieron.
Hmm, entonces, ¿Qué hay en la pantalla ahora?
Nada, está en blanco, no acepta nada cuando escribo.
¿Está usted todavía en Word, o lo cerró?
¿Cómo lo puedo saber?
¿En su barra de tareas aparece el Word?
¿Cuál es la barra de tareas?
¡Olvídelo! ¿Puede mover el cursor a través de la pantalla?
No hay ningún cursor, ya le dije, no acepta nada cuando escribo.
¿Tiene su monitor un indicador de poder?
¿Dónde está el monitor?
Es la cosa con la pantalla que se parece a un televisor, tiene una pequeña lucecita que le indica cuando está encendido.
No sé.
Bueno, entonces mire atrás del monitor y encuentre el cable de poder que sale de él. ¿Lo puede ver?
Sí, creo que sí.
Cuando se asome detrás del monitor, ¿Nota que hay dos cables conectados a él y no sólo uno?
OK, aquí está.
Por favor sígalo y dígame si está bien conectado atrás de su computador. No alcanzo
Bueno, ¿Puede ver si lo está?
No.
Tal vez si pone su rodilla en algo y se inclina.
No es porque no tenga el ángulo correcto, es porque está oscuro.
¿Oscuro?
Sí, la luz de la oficina está apagada y la única luz que me llega viene de la ventana.
Bueno, entonces encienda la luz de la oficina.
No puedo.
¿No? ¿Por qué no?
Porque hace un rato que no tenemos electricidad en el edificio.
¡Ah, la electricidad! ¡Se fue la electricidad! ¡Bueno, ya lo tenemos! ¿De verdad?
¡Claro! ¿Todavía tiene las cajas, manuales y los demás empaques en que venía su computadora?
Bueno, sí, los mantengo en el armario, ¿Por qué?
Excelente, sáquelos, desconecte su sistema y empáquelo tal como estaba cuando lo compró. Luego llévelo de vuelta al departamento que se lo dió. ¿De verdad, tan malo es?
Sí, me temo que así es.
Bueno, está bien supongo, ¿Qué les digo?
¡Dígales que usted es demasiado "estupido" para tener una computadora!






Más chistes de Atlantes Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED