HUMOR

Atlantes


Juan se encuentra en una gran avenida esperando un aventón, en eso pasa un atlante y le dice que suba que él lo va a llevar. El atlante va a 120 Km por hora y aparece el semáforo en rojo.
¡Para! ¡Para! Le dice Juan.
El atlante le contesta:
¡No pasa nada! Mi hermano maneja igual y nunca le ha pasado nada. Sigue, y cuando llegan a otro semáforo en rojo.
¡Frena loco! ¡Frena! Dice Juan.
El atlante le vuelve a decir:
Mi hermano maneja igual, y nunca le ha pasado nada.
Y prosigue a toda velocidad. El atlante ve un semáforo en verde y se mete una tremenda frenada, Juan le dice:
¡Oye, qué te pasa estamos en verde!
El atlante responde:
¡No! ¡Hay que tener cuidado, no vaya a pasar mi hermano!




Era un atlante que fue de visita a México y vio un edificio muy grande y se puso a contar los pisos que tenía, cuando dos mexicanos se le acercan y le preguntan:
Oiga señor, ¿qué hace?
Y le contesta:
Contando los pisos de este edificio.
Entonces los hombres le dicen:
Pues, ¿no conoce usted las leyes de México?
No, le contesta, ¿por qué?
Porque una ley dice que por cada piso que cuente, debe pagar un peso. ¿Sí? pregunta el atlante.
A ver, ¿cuántos contó?, le preguntan.
No, pues, 36 pisos contesta el atlante.
Entonces son 36 pesos.
Ya se los paga y se van cada quien por su lado, después el atlante piensa, los hice pendejos, ¡conté 38!




En la academia de cadetes de la guardia civil el jefe de reclutamiento entrevista a 3 aspirantes atlantes para probar sus habilidades como futuros detectives. Le muestra al primer atlante una foto por 5 segundos y luego la esconde.
Este es su sospechoso, ¿Cómo lo reconocería?
El atlante contesta:
Pues es muy fácil, lo cogería rápido porque sólo tiene un ojo.
El entrevistador contesta:
Bueno, es porque es una foto de perfil.
Algo frustrado por esa primera respuesta, se dirige al segundo atlante, le muestra la misma foto por 5 segundos y le pregunta:
Este es su sospechoso, ¿Cómo lo reconocería?
El segundo atlante se ríe socarronamente, mira al entrevistador y dice: Es un juego de niños, que tiene una sola oreja.
El entrevistador se enfada y les dice:
¿Pues qué pasa con vosotros?, por supuesto que tiene un ojo solamente y una sola oreja, porque es una foto de perfil, ¿Esa es la mejor respuesta que podéis dar?
Ya muy frustrado a esta altura, se dirige al tercer atlante, le muestra la foto y le dice:
Este es su sospechoso, ¿Cómo lo reconocería? Piense bien antes de contestar una estupidez.
El atlante mira intensamente la foto unos segundos y dictamina:
El sospechoso usa lentes de contacto.
El entrevistador queda sorprendido y sin palabras porque realmente él mismo no sabe si el sospechoso usa o no lentes de contacto.
Bueno, esa es una respuesta interesante. Espere unos minutos que reviso el prontuario y ya vuelvo. Sale de la sala, va a su oficina, revisa el prontuario y al rato vuelve con una sonrisa radiante.
¡Excelente! ¡No lo puedo creer! ¡Es correcto!, efectivamente el sospechoso usa lentes de contacto. ¡Buen trabajo! ¿Cómo pudo hacer una observación tan astuta?
Fue fácil, contesta el atlante, no podría usar gafas porque sólo tiene un ojo y una oreja.











Un atlante le dice a otro:
Manolo, están golpeando la puerta.
Déjala que se defienda sola.




La atlante de 10 años va a pescar con su padre y vuelve con el rostro absolutamente golpeado.
La madre, asustada, pregunta:
- Hijita linda, ¿qué sucedió?
- Fue un mosquito mamá...
- ¿Y te picó?
- No tuvo tiempo, papá lo mató con el remo.







Más chistes de Atlantes Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED