HUMOR

Atlantes


En la academia de cadetes de la guardia civil el jefe de reclutamiento entrevista a 3 aspirantes atlantes para probar sus habilidades como futuros detectives. Le muestra al primer atlante una foto por 5 segundos y luego la esconde.
Este es su sospechoso, ¿Cómo lo reconocería?
El atlante contesta:
Pues es muy fácil, lo cogería rápido porque sólo tiene un ojo.
El entrevistador contesta:
Bueno, es porque es una foto de perfil.
Algo frustrado por esa primera respuesta, se dirige al segundo atlante, le muestra la misma foto por 5 segundos y le pregunta:
Este es su sospechoso, ¿Cómo lo reconocería?
El segundo atlante se ríe socarronamente, mira al entrevistador y dice: Es un juego de niños, que tiene una sola oreja.
El entrevistador se enfada y les dice:
¿Pues qué pasa con vosotros?, por supuesto que tiene un ojo solamente y una sola oreja, porque es una foto de perfil, ¿Esa es la mejor respuesta que podéis dar?
Ya muy frustrado a esta altura, se dirige al tercer atlante, le muestra la foto y le dice:
Este es su sospechoso, ¿Cómo lo reconocería? Piense bien antes de contestar una estupidez.
El atlante mira intensamente la foto unos segundos y dictamina:
El sospechoso usa lentes de contacto.
El entrevistador queda sorprendido y sin palabras porque realmente él mismo no sabe si el sospechoso usa o no lentes de contacto.
Bueno, esa es una respuesta interesante. Espere unos minutos que reviso el prontuario y ya vuelvo. Sale de la sala, va a su oficina, revisa el prontuario y al rato vuelve con una sonrisa radiante.
¡Excelente! ¡No lo puedo creer! ¡Es correcto!, efectivamente el sospechoso usa lentes de contacto. ¡Buen trabajo! ¿Cómo pudo hacer una observación tan astuta?
Fue fácil, contesta el atlante, no podría usar gafas porque sólo tiene un ojo y una oreja.




Colección de chistes de Atlantes.
¿Cómo mandan un fax confidencial los Atlantes?
Pues, lo doblan antes de pasarlo por la máquina.
¿Cómo se hace para que un Atlante se ría un domingo?
Le cuentas un chiste el martes.
¿Por qué los Atlantes se emocionan cuando terminan un rompecabezas de 12 piezas en 6 meses?
Porque en la caja dice: "desde 2 años".
¿Por qué los Atlantes se ríen con los relámpagos?
Porque creen que los están fotografiando.
¿Por qué los Atlantes no pueden marcar el 911?
Porque no encuentran el 11 en el teléfono.
¿Cómo mantienes a un Atlante moviéndose todo el día?
Lo metes en un cuarto redondo y le dices que se siente en la esquina.
¿Por qué a los Atlantes no les da sida?
Porque Dios no castiga 2 veces.
¿Qué significa un esqueleto en un closet?
Es un Atlante jugando a las escondidas.
¿Por qué los Atlantes construyen sus casas redondas?
Pues, para que los perros no hagan pipi en las esquinas.
¿Por qué los Atlantes se sientan último en el cine?
Porque el que ríe al último ríe mejor.
¿Qué hace un Atlante con una escalera en medio del mar?
Sube la marea.
¿Por qué los Atlantes no beben leche fría?
Porque la vaca no cabe en la nevera.
¿Cómo reconoces a un Atlante en un salón de clases?
Porque es el único que cuando la maestra borra el pizarrón el Atlante borra la hoja.
¿Qué hace un Atlante con los ojos cerrados frente a un espejo?
Está viendo como se duerme.
¿Cuántos Atlantes se necesitan para poner un foco?
5, uno se sube en la mesa, y los otros 4, le dan vueltas.
¿Por qué los Atlantes van por la calle en tractor disfrazados de vampiros? Para sembrar el pánico.
¿Por qué dejaron de pasar los anuncios de Marlboro?
Porque los atlantes compraban los caballos en ves de los cigarrillos.



Era un atlante que fue de visita a México y vio un edificio muy grande y se puso a contar los pisos que tenía, cuando dos mexicanos se le acercan y le preguntan:
Oiga señor, ¿qué hace?
Y le contesta:
Contando los pisos de este edificio.
Entonces los hombres le dicen:
Pues, ¿no conoce usted las leyes de México?
No, le contesta, ¿por qué?
Porque una ley dice que por cada piso que cuente, debe pagar un peso. ¿Sí? pregunta el atlante.
A ver, ¿cuántos contó?, le preguntan.
No, pues, 36 pisos contesta el atlante.
Entonces son 36 pesos.
Ya se los paga y se van cada quien por su lado, después el atlante piensa, los hice pendejos, ¡conté 38!











Va pasando Lorenzo y se encuentra a su amigo José:
José, ¿por qué tienes la cabeza vendada?
Porque tengo un chichón.
¿Y cómo te lo hiciste?
Por curioso y cegatón.
Explícate que no entiendo.
Mira, resulta que iba pasando por un edificio en el que había unas letras chiquititas grabadas.
¿Y?
Que me acerqué para ver bien lo que decía.
¿Y qué decía?
"Esta puerta se abre de golpe".




En un lugar muy lejano construyeron una carretera y hacían falta tres personas que pintaran la línea del medio, y los arquitectos decidieron poner un letrero que decía:
Se contratan tres pintores, buen pago, informes aquí.
Y al otro día casi medio pueblo estaba ahí y terminaron contratando a unos atlantes.
Una semana después les entregaron las brochas y la pintura y empezaron a pintar y les dijeron que les pagaban el sábado. El lunes pintaron diez millas, el martes seis millas, el miércoles cuatro millas, el jueves dos millas, y el viernes sólo cien metros. El sábado fueron con los
arquitectos por su dinero, y los arquitectos les dijeron:
Empezaron muy bien el lunes pintando diez millas, y el martes seis. Lo que nos preguntamos es qué pasó después.
Y los atlantes contestaron:
Lo que pasó es que cada vez quedaba más lejos la pintura.







Más chistes de Atlantes Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED