HUMOR

Atlantes


Pepe y Manolo estaban conversando una tarde y Pepe le dice a Manolo: Oye Manolo, yo creo estar listo para una vacacioncita, pero este año quiero hacer algo diferente, distinto.
¿Y eso por qué, Pepe?, Le pregunta Manolo.
Pues, es que los últimos años que he seguido tus recomendaciones de donde ir, pues me ha ido muy mal. Hace como 3 años me has recomendado ir a Hawai, lo hice y María salió preñá. Al siguiente año me has sugerido ir a las Bahamas y María me ha quedado preñá otra vez. Y como si eso no hubiera sido suficiente, el año pasado me habéis dicho ir a Barbados, y por supuesto, María volvió a salir preñá, replicó Pepe.
Manolo le pregunta a Pepe.
¿Y qué pensáis hacer de diferente este año Pepe?
Pepe le dice:
Manolo, este año me llevo a la María conmigo.




Este era un atlante muy preocupado porque él quería mucho a Juanita, pero era tan tonto que no sabía cómo declararle su amor.
Un día se encontró un amigo que era poeta y le contó de su angustia, y su amigo le dijo: la próxima vez que la veas dile estas palabras:
"Eres como esa rosa baturra que yo adoro sin empacho".
Pasaron unas cuantas horas y el atlante iba repitiendo el verso para que no se le olvidara, pero una vez que estuvo frente a Juanita le dice muy lleno de inspiración y nerviosismo:
"Eres como la burra que se escapó de mi rancho".




Un joven llega a un hotel y le dice a la recepcionista:
Vengo por lo del anuncio.
¿Trae su acta de nacimiento?, pregunta la recepcionista.
No, dice el joven.
¿Trae su credencial?
No.
¿Trae papeles?
No.
La recepcionista molesta:
¿A qué vino entonces?
Por lo de anuncio que decía: "inútil presentarse sin papeles".











Llegó un Atlante a comprar un boleto y le dice a la señorita:
¿Me da un boleto para Oaxaca?
Y la señorita se lo da. Al poco rato regresa y le dice a la señorita: Me da un boleto para Polonia, y la señorita le dice:
No, para Polonia no hay.
En eso le dice el Atlante a su compañera:
Ni modo Polonia, ¡Aquí te quedas!




Un atlante platicando con su esposa le dice:
¿Qué tienes vieja, por qué lloras?
Es que estoy muy preocupada, pues no sé como decirte que voy a tener un hijo del vecino.
¡Hombre, le responde el atlante, por eso te preocupas, pos nada, no le digas nada y nos lo quedamos!







Más chistes de Atlantes Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED