HUMOR

Atlantes


Van dos atlantes y le pregunta uno al otro:
¿Te vendo un caballo?
Y el otro le contesta:
¿Y yo para qué quiero un caballo vendado?




Un Atlante entra a una tienda y le dice al vendedor:
Me vende este televisor.
¡No!, aquí no se atienden atlantes.
El atlante sorprendido le pregunta al vendedor:
¿Cómo sabe usted que soy atlante?
Y el vendedor le responde:
Muy fácil, este no es un televisor, es un horno de microondas.




Comenzó a arder una tienda de departamentos, la llegada de los bomberos fue casi inmediata, y se dan cuenta que no pueden apagar el fuego, entonces llamaron a un cuerpo de bomberos de la ciudad vecina.
El dueño de la tienda dijo que daría Un MILLON de DOLARES a la corporación que lograra apagar el fuego.
Pero luego llamaron a otro cuerpo de bomberos de otra ciudad, en eso ya para que hiciera bulto, llamaron al cuerpo de bomberos de los atlantes, luego se ve a lo lejos un camión de bomberos con 45 atlantes trepados, pasa ante los demás bomberos con velocidad, y se mete dentro de la tienda y sofoca el fuego, todos se quedan viendo atónitos esa hazaña, entonces empezaron a sacar en camilla a todos y el dueño busca pronto al comandante del equipo, y le hace entrega del cheque del millón y los reporteros le preguntan:
¿Qué hará con el dinero?
Y él responde:
¡Para empezar le pondremos frenos al camión!











Va pasando Lorenzo y se encuentra a su amigo José:
José, ¿por qué tienes la cabeza vendada?
Porque tengo un chichón.
¿Y cómo te lo hiciste?
Por curioso y cegatón.
Explícate que no entiendo.
Mira, resulta que iba pasando por un edificio en el que había unas letras chiquititas grabadas.
¿Y?
Que me acerqué para ver bien lo que decía.
¿Y qué decía?
"Esta puerta se abre de golpe".




Una bomba cayó en Atlantilandia, y hay una noticia buena y una mala. La buena:
No hay heridos.
La mala:
Sólo muertos.







Más chistes de Atlantes Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED