HUMOR - muygraciosos.com

Aviones





Estaban volando en un avión comercial, un cura, un cantante, un hippie y un político. De repente el avión comienza a caer en picada, la azafata les indica que sólo existen 3 paracaídas para los pasajeros. Entonces deciden quién se quedará en el avión:
El político dice:
Yo saltaré, sin mí el pueblo quedaría como inválido, sin nadie quien lo dirija.
Entonces toma el paracaídas y salta.
El cantante dice:
Yo tengo que saltar, el mundo necesita mi música, la alegría de mis letras.
Entonces salta.
Cuando de repente el cura ve otros dos paracaídas le dice al hippie: ¡Milagro! ¡Milagro, quedan dos paracaídas!
El hippie le responde:
No padre, es que uno saltó con mi mochila.




En una avioneta iban tres parejas, en eso sale el piloto y les dice: Amigos, el motor izquierdo está en fuego, y la avioneta no puede con la carga de tres parejas y una pareja tiene que tirarse.
Pero lo vamos a decidir sin discriminación. Yo les voy a hacer una pregunta a cada pareja y la que conteste bien se queda.
Se acerca la primera pareja y les pregunta:
¿Cuánto es 5x5?
Y ellos dicen 25.
¡Muy bien!
Se acerca la segunda pareja y les pregunta:
¿Cuántos meses hay en un año?
Y ellos dicen 12.
¡Muy bien!
Se acerca la tercera pareja y les pregunta:
En el año 1998 el huracán Mitch mató mucha gente en Honduras.
¿Díganme el nombre de cada persona y su número de identidad?




Durante un vuelo de Europa a América, el avión entra en una tormenta muy fuerte en medio del océano y lamentablemente un rayo cae en un ala y la rompe, lógicamente el avión pierde control y empieza a caer, los pasajeros al darse cuenta de lo que sucedía entran en pánico, al ver esto uno de los pasajeros que era sacerdote se pone al frente de todos y exclama: Hermanos, tranquilos por favor, juntemos nuestras manos y digamos una oración para que Dios nos lleve al cielo, y un pasajero de atrás le responde:
Sí padre, pero por favor, oremos rápido porque vamos en sentido contrario.










El padre prometió a su hijo darle un paseo en helicóptero cuando cumpliera 5 años. Cuando el niño cumple cinco años, no le queda mas remedio que obedecer a regañadientes. Ya en el helicóptero entra en regateo con un piloto para que le haga un descuento:
Ni tú, ni yo hermano, cinco mil pesos por el paseo.
A lo que el piloto contesta:
No señor, los paseos en helicóptero son caros así que si quiere el paseo son diez mil pesos.
El padre angustiado le dice que es el cumpleaños de su hijo y que no puede fallarle por lo que le pide que le haga un descuento.
Le propongo algo, dijo el piloto.
Si usted y su hijo soportan todas las piruetas que haga en el aire sin emitir un solo grito, el paseo es gratis.
No termina de decir esto cuando sube de un brazo a su hijo y acepta. Después de largo rato de hacer acrobacias y no escuchar un solo ruido, el piloto decide dar el paseo formal a sus acompañantes verdaderamente asombrado.
Es increíble, nadie, nadie había aguantado mis acrobacias sin gritar. Entonces, el papá contestó:
¡Cierra la boca hermano que cuando se cayó mi hijo casi grito!




Un día en pleno vuelo, el piloto dice a sus pasajeros:
Los del lado derecho, por favor saquen su mano derecha por la ventana. Todos los pasajeros empiezan a preguntarse qué pasaba...
Después dice:
Pasajeros del lado izquierdo, favor sacar la mano por la ventana. Y todo el mundo se preguntaba qué pasaba, cuando de repente el piloto dice:
¡Aleteen todos que se nos va a caer el avión!







Más chistes de Aviones Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED