HUMOR

Borrachos


Un borracho le dice a otro:
Prende la luz para ver si está oscuro.




Estaban dos borrachos en un bar y uno le pregunta al otro:
Oiga compadre, hip, ¿por qué a usted le gusta tomar?
Y el otro le contesta:
Pos para verme más guapo, bello, y hermoso.
El primer borracho vuelve a preguntar:
Y, ¿por qué dice que se ve más guapo, bello y hermoso?
Pos, porque cuando llego a mi casa mi mujer me dice, "muy bonito, muy bonito".




Llegó un borracho a la casa a las tres de la mañana y empezó a tocar la puerta. Cuando su esposa llega a la puerta, pregunta:
¿Quién es?
El borracho contesta:
¡Abran!
La esposa vuelve a preguntar:
¿Quién?
¡Abran!
¿Dígame quién es?
¡Abran!
Si no me dice quién es, no le puedo abrir la puerta.
¡Que, abran!
No señor, no le voy a abrir, y la mujer se fue de nuevo a acostar. Al otro día, cuando la mujer se fue al supermercado por la mañana, abrió la puerta y dijo:
¡Abraham, usted que hace en la calle tirado!











Unos amigos se encuentran en el bar, Pedro va golpeadísimo y Juan lo interroga: Pero ¿quién te atropello, compadrito? Mi vieja responde Pedro. Te atravesaste cuando iba en reversa, o qué paso? no compadre. Me pego porque llegue a la casa como Superman...¿volando? No... con los calzones encima de los pantalones.




Este es un borracho que está en un bar y de pronto grita:
¡Atiendan todos, atiendan todos, doy 2.554 pesos al que me lleve hasta mi casa.
Y sale uno de los que estaba presente y le pregunta:
¿Cuánto dijo usted que daba señor?
El borracho le contesta:
Doy 2.554 pesos al que me lleve a mi casa.
Y venga acá, ¿Dónde vive usted?
Chico, tú te piensas que si yo supiera donde vivo estaría dando 2.554 pesos.







Más chistes de Borrachos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED