HUMOR

Borrachos


Suena el teléfono a las 6 de la mañana en la recepción del hotel, y dice un borracho a la recepcionista:
Señorita, ¿Me puede decir a qué hora abren la barra?
Ella le contesta:
A las 5 de la tarde, pero déjeme decirle que con la borrachera que tiene no lo van a dejar entrar.
Y el borracho le contesta:
Si yo no quiero entrar, lo que quiero es salir, pues me quedé aquí anoche.



Era una vez dos borrachos que se acuestan a dormir en una litera, y el borracho que está en la parte de arriba de la litera antes de dormirse comienza a rezar:
Con Dios me acuesto, con Dios me levanto, la Virgen María, y el Espíritu Santo. En eso se cae la litera y el borracho que está en la parte de abajo dice:
¿Vistes? ¡Eso pasa por estar durmiendo con tanta gente!




Había un tipo que era tan borracho, pero tan borracho que le decían "genio".
Porque cada vez que destapaban una botella siempre aparecía.











Un borracho entra de colado a un casamiento. Va directamente hacia el pastel de bodas, y no tiene mejor idea que comerse los muñequitos que están arriba del pastel, ¡y son de yeso!
Corre desesperado y entra al baño, una viejita que viene detrás le pregunta:
¿Señor, no sabe si ya salieron los novios?
¡Estoy en eso!




Dos borrachos embriagados en un bar:
Antonio, estoy harto de mi mujer.
¿Por qué, Manolín?
Porque siempre tengo que hacer lo que ella quiere.
Pues yo tengo la solución, cuando subas a tu casa le dices, ¡María, a lavar!
Cuando Manolín sube a su casa le abre su mujer y ésta le dice:
Manolín, ya era hora.
Y éste contesta:
¡María, a lavar!
¿Qué?
¡A lavar, a lavar, a la bim, bom, bam, María, María, María y nadie más!






Más chistes de Borrachos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED