HUMOR

Borrachos


Un señor llega borracho a su casa y su mujer enojada le dice:
Oyeme me habías jurado no volver a poner un pie en esa cantina.
A lo que el marido contesta:
Y te juro mi vida que he cumplido mi promesa, porque yo entre gateando y me sacaron cargando.




Un niño le pregunta a un borracho:
¿Para qué toma?
Para olvidar.
¿Y qué vas a olvidar?
Ya se me olvidó.




Cuerda
-¡Una cuerda, por favor!, ¡Una cuerda!- grita uno desde el centro del río. Y en la orilla habían dos borrachos y uno le dice a otro:
-¡Será estupido!¡No se conforma con ahogarse, que ahora quiere ahorcarse!











Este era un hombre que cada vez que se emborrachaba se convertía en un "busca pleito". Esa noche entra a la barra y dice:
¡Todos los que están al lado izquierdo de la barra, son unos ESTÚPIDOS, Y los que están al lado derecho son unos IMBÉCILES!
Sale un hombre del lado izquierdo y le dice enfurecido:
¡Un momentito, que yo no soy ningún estúpido!
El borracho le contesta:
¡Pues muévete a la derecha, IMBÉCIL!




Había una vez un borracho que llega a su casa a las tres de la madrugada y toca el timbre.
¡Ábranme la puerta! ¡Ábranme la puerta!
Y no le abrieron la puerta. Entonces fue al negocio de la esquina y pidió prestado un teléfono, y dice:
Buenas noches, ¿está José Luis?
Y le responden:
No, él no está.
Y dice:
¡Cómo diablos quieren que esté si no me quieren abrir la puerta!







Más chistes de Borrachos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED