HUMOR - muygraciosos.com

Campesinos





Un paisano va arreando dos vacas y otro se le arrima a conversar. ¿Estas vacas son holandesas?, pregunta el primero.
Esta sí, responde Don Zoilo.
¿Y la otra?, pregunta el primero.
La otra también, responde Don Zoilo.
Y dígame, ¿Estas vacas van para la feria?
Esta sí, responde Don Zoilo.
¿Y la otra?
La otra también, responde Don Zoilo.
Y dígame, ¿Estas vacas están preñadas?
Esta sí, responde Don Zoilo.
¿Y la otra?
La otra también, responde Don Zoilo.
Pero, dígame una cosa, por qué cada vez que le pregunto por las vacas me responde que esta sí y después, me dice que la otra también.
A lo que Don Zoilo le responde:
Lo que pasa que esta vaca es mía.
¡Ahhhh!, contesta el primero, ahora entiendo, y dígame,
¿Y la otra?
La otra también.




Están unos compadres platicando y se les aparece el diablo diciéndoles que si adivina sus nombres se los llevará con él, únicamente le tienen que decir con qué letra empieza su nombre, entonces uno de los compadres le dice que su nombre empieza con "j", después de muchos intentos y no poder adivinar el nombre, el diablo se da por vencido y le pide que diga su nombre, entonces el compadre le dice:
Me llamo jelipe.




Un día un granjero cruza por su plantación con una cubeta a recoger algunas frutas, al llegar al río ve dos chicas bañándose totalmente desnudas. Ellas al verlo se meten en el agua hasta el cuello y le dicen: - No vamos a salir hasta que usted no se vaya.
- No vine a verlas a ustedes, - responde el granjero levantando la cubeta -. Solo vine a darles de comer a los cocodrilos











Dos campesinos compran 50 cerdos y uno le dice al otro:
¿Dónde los metemos?
En la casa.
¿Y el olor?
Bueno, ellos ya se acostumbraran.




Una pareja de campesinos había deseado toda su vida tener hijos e intentaban, intentaban y nada, hasta que un día le dieron la buena noticia que iban a tener un hijo varón. Al cual bautizaron como Tiros.
Ellos muy felices lo criaron, cuando cumplió casi los 18 se fue a la ciudad. Los meses pasaron y pasaron y los padres no sabían nada de él. Hasta que un compadre se acerca a su casa y le dice:
Compadrito, tengo muy buenas noticias de Tiros, le enseña el periódico y donde dice: "Tiros en la universidad".
Entre todos se felicitan y matan a la vaca más gorda y grande y festejan por su triunfo. Pasan unos 2 meses vuelve el compadre y le dice:
Tengo noticias de tu hijo: Tiros para abogado. Vuelven a matar a la vaca más grande y hacen una gran fiesta, todo el pueblo se enteró, todos fueron invitados. A los 5 meses viene el compadre y le dice:
Le tengo malas noticias compadrito y ven el título del periódico y dice: "A tiros lo mata la policía".







Más chistes de Campesinos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED