HUMOR

Chistes Cortos





Te daremos el premio de consuelo y Consuelo se quedó sin su premio.




Era un hombre tan, pero tan flaco, que no tenía ni dedo gordo.




Una vez iba un pobre infeliz mendigo por el bosque, cuando de repente le sale un enmascarado y le dice:
Alto ahí, soy Robin Hood, yo le robo a los ricos para darle a los pobres. Y el mendigo le contesta:
Uuuuy cuate, yo soy el más pobre de los pobres.
¿En serio?, le dice Robin Hood, entonces toma, y le empezó a dar bolsas y bolsas de oro y joyas.
Y entonces el mendigo feliz empezó a saltar de gusto y a gritar:
¡Soy rico! ¡Soy rico!, y en eso le salta el enmascarado y le dice: ¡Alto ahí, soy Robin Hood!











Era un cocinero tan feo, pero tan feo, que hacía llorar a las cebollas.



¿Cómo se dice, "espejo" en Chino?
Ai-toy.







Más chistes de Chistes Cortos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED