HUMOR

Chistes Cortos


Era un señor tan tonto, tan tonto, que se cortó una oreja porque decía que la tenía repetida.




Un francés quería ir a un safari y contrató a un guía mexicano y se fueron al safari. Estando en plena selva apareció un tigre, el mexicano corrió y el francés le gritó:
¡Esperra, esperra!
Y el mexicano le responde:
No, no es perra es, ¡tigre!




Este era un niño tan feo, pero tan feo, que cuando iba a salir a la calle, para darse ánimos le preguntaba al teléfono:
¿Quién es el niño más bonito?
Y el teléfono sonaba tu tu tu tu tu tu tu tu tu...











Disimula, y la mula dijo sí.
Abordar el barco, y el barco quedó precioso.
Come sin prisa, y prisa se murió de hambre.




Jorgito, ¿Vos no rezás antes de comer?
No señorita, mi mamá cocina muy bien.







Más chistes de Chistes Cortos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED