HUMOR

Chistes Cortos


Oye María, a mi hijo le he puesto gafas.
¡Pues que nombre más feo!




Era un cocinero tan feo, pero tan feo, que hacía llorar a las cebollas.



¿Cuántas personas entran en un huevo?
Dos, clara y ema.











¿Qué le dijo el café al azúcar?
Sin ti mi vida sería amarga.




Esta es una señora que llama a una carnicería y pregunta:
¿Tiene orejas de conejo?
Sí.
¿Y cabeza de cerdo?
Sí.
¡Dios mío! ¿Es usted un monstruo?







Más chistes de Chistes Cortos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED