HUMOR

Crueles


Había una familia, tan, pero tan pobre que una vez a la hija menor le pidieron una contribución en la escuela para hacer una alberca (piscina) y al día siguiente la chiquita llegó con dos bolsas de agua.




Había una vez un niño tan feo, pero tan feo, que un día su mamá lo llevó de camping y en la noche, los coyotes prendieron fogatas para que no se les acercara.




Este es un niño que le dice a su padre: Papá, papá, ¿La abuelita sabe mecánica?
No, ¿Por qué?
Porque la acabo de ver debajo de un autobús.











Era un tipo tan, pero tan feo, que cuando se murió, el diablo dormía con la luz prendida.




Dice la maestra a Pepito:
A ver Pepito, si yo digo "fui rica" es pasado, pero si yo digo "soy hermosa", ¿qué es?
Una gran mentira maestra.







Más chistes de Crueles Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED