HUMOR - muygraciosos.com

Dios


Se apersonan altos funcionarios de Coca Cola ante Su Santidad en el Vaticano para hacerle una propuesta:
Su Santidad, le ofrecemos US$5.000.000 mensualespara que se cambie en el Padre Nuestro la frase "El pan nuestro de cada día ..." por "La Coca Cola nuestra de cada día.."
A lo que el Santo Padre responde: "No podemos hacer eso Hijo Mío.."
Tras unos meses vuelven a visitar el Vaticano con otra propuesta: Su Santidad nuestra empresa le ofrece US$300.000.000 anuales para cambiar en el Padre Nuestro la frase "El pan nuestro de cada día ..." por "La Coca Cola nuestra de cada día.."
A lo que el Santo Padre responde: "de ninguna manera podemos hacer eso Hijo Mío...
Insistentes estos funcionarios, consiguen una cita con el Sumo Pontífice, y le presentan una oferta de su Corporación:
Su Santidad nuestra empresa ha decidido ofrecerle a su Iglesia la cantidad de US$1.500.000.000 anuales para que se cambie en el Padre Nuestro la frase "El pan nuestro de cada día ..." por "La Coca Cola nuestra de cada día..."
A lo que el Santo Padre, voltea hacia su Secretario y le pregunta:
¿En que fecha termina nuestro contrato con los panaderos...?




Jesucristo estaba realizando uno de sus habituales paseos por el cielo, cuando de repente se cruza con un hombre de largas barbas, vestido con una túnica, con un rostro venerable. Y Jesús, mirándolo con una mezclade emoción y sorpresa, le dice:
- Perdone, buen hombre. Yo a usted le conozco de algo... Usted en la otra vida...
- Yo hace muchos años que ya no estoy en la otra vida. En la tierra era carpintero y tuve un hijo que se hizo muy famoso en toda la humanidad.
Al oir estas palabras, Jesús abraza al venerable anciano y gita:
- ¡Padre!
- ¡Padre!
A lo que el viejo replica:
- ¡Pinocho!




Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED