HUMOR

Doctores


Llega un hombre al doctor y le dice:
Doctor, doctor, tengo un hueso afuera.
Y el doctor le dice:
Hágalo pasar, por favor.




Doctor, doctor, ¿Cómo sé si estoy perdiendo la memoria?
Eso ya se lo dije ayer.




En la sala donde los estudiantes de medicina hacen prácticas, llega un hombre con un ataque al corazón:
Mi corazón, mi corazón.
Tranquilo hombre, le dice el estudiante, que enseguida viene un médico y le atiende.
En eso llega uno de primero y pregunta:
¿Es éste el del corazón?
Sí doctor, sí.
Saca dos agujas y chass chass, se las clava en los ojos, a lo que el estudiante dice:
Pero oiga, que era el corazón lo que le dolía.
Ojos que no ven...











Un hombre va al médico en muy mal estado, con innumerables golpes en todo el cuerpo, el médico le pregunta la causa:
Le digo doctor, estaba yo tranquilamente parado, cuando de pronto vino una bicicleta y me da un golpe terrible en la espalda.
¡Ah! ya comprendo.
No, no termina todo ahí, me estoy todavía levantando, y de pronto viene un camión, me pega en una de las piernas y caigo nuevamente. Pero no termina todo, me levanto y el avión en vuelo rasante me da con toda el ala en el cuello, y cuando estaba por fin recuperándome pasa el trasatlántico y me golpea de lleno con la quilla en el esternón.
Usted perdone mi incredulidad, pero lo de la bicicleta lo creo, lo del camión puede ser, pero lo del avión y el trasatlántico, ya me parece un poco exagerado.
¿Exagerado? ¡Mire, si no paraban el carrusel a tiempo muero aplastado por la vaca, el caballo y la nave espacial!




Un periodista pregunta a un cirujano:
Y dígame, ¿a qué edad realizó su primera operación?
A los 6 años.
¿Y qué operación fue?
Una de sumar.







Más chistes de Doctores Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED