HUMOR

Doctores


Doctor, doctor, tengo un testículo de hierro y otro de madera.
¿Y usted tiene hijos?
Sí, Robocop y Pinocho.




Una paciente de setenta años le pregunta al doctor:
Oiga doctor, cuando subo la pendiente para llegar a mi casa me fatigo muchísimo, ¿Qué me aconseja tomar?
Y el médico le responde:
Un taxi, señora.




Una monja que tenía hipo, va al médico y le dice al doctor:
Oiga doctor, tengo un hipo que no se me va.
Empieza el doctor a analizarla y le dice:
Usted está embarazada.
Se va la monja al convento y lo cuenta. Al día siguiente va la madre superiora y le dice al doctor:
Pero, ¿Cómo le ha dicho eso a la monja?
Y le dice el doctor:
Si era para darle un susto, para quitarle el hipo.
Y dice la monja:
¡Pues el que se ha dado un susto es el obispo, que se ha tirado desde la torre!











Llega un señor al doctor y le dice:
Señor, señor, todo el mundo me ignora.
Y el doctor dice:
El siguiente.




Había un señor que estaba asustado, porque tenía pelos por todas partes de una forma descomunal. Entonces va donde un doctor y le dice:
Doctor, doctor, ¿Qué padezco doctor, qué padezco?
Y el doctor le dice:
¡Padeces un osito!







Más chistes de Doctores Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED