HUMOR

Había una vez...


Había una vez un ratero, tan, pero tan tonto que cuando robaba una tienda, se llevaba los maniquíes para no dejar testigos.




Era un hombre tan pequeño que se subió encima de una canica y dijo: ¡El mundo es mío!




Había una vez una ciudad tan seca, pero tan seca, que las vacas daban leche en polvo.











Había una mujer tan, pero tan flaca que cuando sacaba la lengua se iba de boca.




Había una vez una mujer tan fea, pero tan fea, que mandó su foto por e-mail(correo electrónico) y la detectó el "antivirus".







Más chistes de Había una vez... Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED