HUMOR

Indios





Un antropólogo está realizando unos estudios en una tribu africana, y es requerido por el jefe de la tribu que le dice muy enfadado:
Venir aquí antropólogo, haber nacido niño blanco en tribu.
El antropólogo intenta quitarse el muerto de encima, y le responde señalando a un rebaño de ovejas:
Mire jefe, en genética todo es posible. Mire ese rebaño de ovejas blancas, verá usted que entre ellas ha nacido una oveja negra.
El jefe, aborronado, le dice:
Tú oír antropólogo. Yo no decir nada de niño blanco. Tú no decir nada de oveja negra.




Un indio en el registro civil:
¿Es usted casado?
Sí senior.
¿Con prole?
No senior, con Lupe.
¡Prole quiere decir HIJOS!
Ah sí, tengo un prolo y una prola.




Estaba un filósofo y un indígena, y dice el filósofo:
- Yo te voy hacer una pregunta, y si tú la respondes correctamente yo te doy $1.000, y sino me la respondes tú, me das $1 y tú también me vas hacer una pregunta, y si la contesto correcta, sólo me pagarás $1, y sino te doy $1.000.
Entonces, pregunta el filósofo:
- ¿Cuál es la mitad de 10?
Entonces, el indígena dice:
- Ah pos, no sé.
Y el indígena le da $1 porque no le pudo responder. Entonces el filósofo le dice la respuesta correcta, que es 5.
Le toca el turno al indígena, y el indígena la pregunta:
- ¿Cuál es el animal que cuando sube al cerro, sube con 4 patas, y al bajar vuelve con 5 patas?
Entonces, el filósofo le dice al indígena:
- ¡Está muy difícil, no la puedo contestar, toma tus $1.000!.
Entonces se van los 2, y el filósofo se dice:
- Tengo que saber la respuesta, vuelve con el indígena, y le dice... - Oye, pues no sé, pero por favor dime la respuesta, entonces el indígena le contesta:
- Ah pos, yo tampoco sé, toma $1.











Un vaquero encuentra un indio acostado a la orilla del camino con la oreja pegada a tierra. Curioso por esta costumbre india le pregunta qué pasa. El indio le contesta; carreta grande, cuatro ruedas, cuatro caballos, carreta llevar hombre blanco, rifle en brazos, al lado hombre blanco, mujer bonita, pelo largo, mujer llevar niño recién nacido en brazos.
El vaquero sorprendido le comenta:
¡Caramba!, yo había escuchado de la habilidad de los indios para detectar si vienen caballos o carretas con solo pegar el oído a tierra pero usted me ha sorprendido, ¿Cómo es que puede dar tantos detalles con solo pegar su oído a tierra?
Es que, ¡Acaba de pasarme por encima!




Eran dos indiecitos que se iban a casar y le dice el juez al indio: A ver, firme aquí.
Pos no sé firmar.
Entonces el juez dice:
Bueno, la huella.
Y el indiecito le contesta:
¡No pos ella tampoco!







Más chistes de Indios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED