HUMOR - muygraciosos.com

Ladrones





Un día, Pepe le preguntó a su padre:
Papá, ¿dónde está la tarjeta Visa?
Pues mira hijo, me la han robado.
Pero papá, si ya hace cinco meses, y no lo has denunciado.
Pues mira hijo, he estado sacando cuentas y me conviene más que la tenga el ladrón a que la tenga tu madre.




Un ladrón, entró de noche en una casa y despertó a un hombre que dormía. El ladrón dijo:
¡Busco dinero!
¡Que buena idea, espera a que encienda la luz y buscamos los dos!



Un ladrón va a asaltar a un tipo y lo hace con un alicate de presión mordiéndole la panza fuertemente mientras el asaltado lleno dolor gritando dice:
¡Llévate todo, por favor toma mi cartera, ay ay que dolor, pero no aprietes más el alicate en mi panza llévate todo mi dinero!
En lo que el ladrón agarra la cartera y el dinero afloja el alicate y se prepara para irse corriendo, pero el asaltado lo detiene y le dice: En el zapato hay $5.000.
Y el ladrón dice:
Y por qué me dices eso, yo no te iba a revisar el zapato.
¡Coño, para que te compres una pistola, que eso duele muchísimo!











Una señora estaba en la parada de la guagua (microbús) y viene un hombre y le pone una navaja en el cuello y le dice:
¡Deme su cartera o la degollo!
Y la señora le dice:
Pues coja la de Goyo porque la mía está pelá.




Estos eran dos ladrones que pretendían robar un banco. De repente están por llegar al banco cuando de pronto se va la luz por toda la ciudad, así que llegaron al lugar donde a las justas se podía ver un letrero que decía "Banco", los ladrones al ver esto, rompen la puerta y entran, para mala suerte de estos, se habían olvidado las linternas, entonces empiezan a caminar a oscuras y uno encuentra una especie de bóveda así que la abre, al momento de abrir siente que de la bóveda sale un aire frío y le dice al otro:
Parece que he encontrado una refrigeradora.
A ver, fíjate que hay adentro, de seguro encuentras algo para comer mientras llega la luz.
El ladrón se pone a buscar en la refrigeradora y encuentra algo:
Oye, parece que he encontrado unas uvas por acá, toma comete algunas. Y así se pasan la noche comiendo uvas, hasta que se cansaron y al no ver que venía la luz, se fueron. Al día siguiente en los titulares de todos los diarios sale:
"Extraño robo en el Banco de ojos, desaparecen más de 80 ojos".







Más chistes de Ladrones Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED