HUMOR

Locos


El inspector general de salud está haciendo un recorrido por el manicomio en compañía del encargado del plantel. De pronto, el inspector ve algo que le llama la atención; un loco acostado en el piso y un grupo alrededor de él. Por curiosidad, le pregunta al encargado qué está pasando allí: Lo que pasa es que el loco que está acostado dice que es el periódico y los demás lo están leyendo.
Muy interesante, ahora me tengo que ir, seguiremos mañana la inspección. Al otro día, cuando siguen haciendo la supervisión, el inspector ve que el loco-periódico del día anterior es perseguido por todos los antiguos lectores.
¿Y ahora qué está pasando?, le preguntó intrigado al encargado.
Que como es el periódico de ayer, ahora lo quieren usar de papel
higiénico.




Suena el teléfono, un loquito llama al psiquiatra y pregunta:
¿Se encuentra el P, siquiatra?
Lo mismo lo vuelve a preguntar tres veces, entonces la señorita le contesta, mire señor el doctor no está, pero para decir psiquiatra no se pronuncia la P, sólo siquiatra, ¿quién le digo que le llamó?
Dígale que le llamó Edro.




Iba un hombre por la calle y pasa al lado de una casa de locos que están gritando:
¡Cuatro, cuatro!
El hombre los oye y los locos siguen:
Cuatro, cuatro.
El hombre no puede esperar y mira por la valla de la casa, los locos le tiran un ladrillo y empiezan:
Cinco, cinco, cinco.











Estaban unos loquitos en un manicomio. Todos ellos estaban gritando: ¡Ocho! ¡Ocho! ¡Ocho!
Otro loquito vio que los demás estaban gritando ocho, porque habían visto un hoyo en la pared.
El loquito por curiosidad se asomó al hoyo de la pared, y cuando se asomó, le picaron el ojo y los loquitos empezaron a gritar:
¡Nueve! ¡Nueve! ¡Nueve!




Estos son dos locos que se quieren escapar del manicomio, suben por el tejado y tienen que saltar de una casa a la otra, va el primero y salta y se le cae una teja, y el guardia que estaba abajo pregunta:
¿Quién anda ahí?
y el loco dice:
Miau, miau.
El guardia se calma. Entonces salta el otro y se le vuelve a caer una teja. El guardia vuelve a preguntar lo mismo a lo que el loco le responde: Otro gato.







Más chistes de Locos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED