HUMOR

Locos


Esta un hombre con su auto accidentado frente a un manicomio con la llanta desmontada y lleva ya mucho tiempo pensando como ponerla porque no tiene tuercas para sostenerla.
En el portón del manicomio esta un loco observándolo y este le dice: Sería conveniente que le quitase una tuerca a cada una de las tres llantas para sostener esa, y el hombre responde tienes razón, pero como ¿tu no estas loco? Y este le responde si, estoy aquí por loco no por bruto.




Estos son 2 chicos en el manicomio, Pepe le dice a María:
María, ¿te quieres casar conmigo?
Y María le dice:
¿Tú estás loco?
Y Pepe le dice:
¿Y tú estás aquí de vacaciones?




Iba un hombre por la calle y pasa al lado de una casa de locos que están gritando:
¡Cuatro, cuatro!
El hombre los oye y los locos siguen:
Cuatro, cuatro.
El hombre no puede esperar y mira por la valla de la casa, los locos le tiran un ladrillo y empiezan:
Cinco, cinco, cinco.











Este era un loco que estaba en el manicomio y se quería suicidar, entonces se lanzó a la piscina para ahogarse y vino otro loco y lo sacó, entonces el director del manicomio lo llamó para felicitarlo por haberlo salvado, y le dijo:
Fue un acto heroico lo que hizo, pero lamento informarle que el loco que usted salvó esta mañana, se ahorcó en la tarde.
Entonces el loco le dice:
¡Ah!, eso lo hice yo, porque lo colgué para ponerlo a secar.




Este era un muchacho que pasaba todos los días por un manicomio en una bicicleta, desde la ventana de arriba del manicomio un loco le disparaba con la mano, hasta que el muchacho se hartó.
El día siguiente cuando pasaba por el manicomio, el loco le hacía pum, pum, pum, y el muchacho desde abajo le grita:
¡Pam!
El loco se dejó caer gritando:
¡Yo nunca te tiré a dar!







Más chistes de Locos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED