HUMOR

Locos


Está un inspector en un manicomio de revisión, y se encuentra a un loco encima de un colchón y le dice:
Oye tú, ¿qué es eso?
A lo que el loco responde:
Mi coche.
Y el inspector dice:
Vale, este está muy mal.
Sigue caminando cuando se encuentra a otro loco, pero este está con una almohada, y le hace la misma pregunta:
¿Qué es eso?
A lo que el loco responde.
Mi novia.
El inspector dice:
Vale, este también está muy mal.
Cuando se encuentra a un tercer loco que llevaba un ladrillo atado a una cuerda, y le repite la pregunta, pero este responde:
Pues una cuerda y un ladrillo o es que no lo ves.
El inspector se queda pensativo y dice:
Este está bastante bien.
Total que cuando se da la vuelta, el loco le dice al ladrillo:
Muy bien Lassie, no nos han descubierto.




En una ocasión se encontraron tres locos en un desierto. Llevaban varios días de recorrido y no habían encontrado nada para comer y mucho menos para beber. Después de cinco días, los tres locos encontraron un coche viejo en medio del desierto, uno de los locos pregunta:
-¿Para qué nos puede servir este coche?
El segundo le contesta:
-Yo no sé, pero tiene que servir para algo.
A lo que el tercero le responde:
-Yo me voy a llevar un asiento para sentarme cuando me canse.
Le dice el segundo:
-Yo me voy a llevar el radiador para tomar agua cuando tenga sed. El primer loco dice:
-Pues, yo me voy a llevar una puerta.
Y los otros locos le dicen:
-¿Una puerta? ¿Y para qué?
A lo que el primer loco le contesta:
-¡Para bajar los cristales cuando tenga calor!




En una oportunidad estaban unos locos arrastrándose en el patio del manicomio y había gran euforia entre los locos observadores. En eso, los ve el director del manicomio y le dice a su asistente que fuera a ver que sucedía, el asistente acudió inmediatamente.
Pasó 1 hora, 2 horas y los locos seguían arrastrándose uno por uno y el asistente no regresaba. Al rato llega todo sucio y el director le pregunta:
¿Qué sucede?
Bueno, responde el asistente, es que había un loco que le estaba dando 2000 bolívares al que pasara por debajo de una raya que él había hecho en el piso.
El director dice:
Y usted, ¿Por qué se tardó tanto?
Bueno, es que 2000 bolívares son, ¡2000 bolívares!











Habían dos locos en un manicomio, uno le dice al otro:
¡Escapemosnos!
Y el otro le contesta:
Okay.
¿Pero cómo nos escapamos para que los guadias no nos vean?
Entonces el otro loco le dice:
Ya sé, disfracemonos de dulces.
Cuando iban saliendo, uno de los guardias les dice:
Oigan, pero ustedes son dementes.
Entonces uno de los locos le dice:
Un momento señor, yo soy de mente, él es de chequelete.




En un manicomio se encontraba un enfermero, que iba hacia el jardín de los enfermos, en eso mira a un enfermo que golpeaba a los demás, el enfermero para tranquilizarlo lo agarra y lo empuja pero el enfermo mental cae y se ve más furioso que nunca, el enfermero al mirarlo dice a correr y el enfermo mental lo sigue, el enfermero corría y corría pero no se podía quitar al enfermo mental de encima, por último, después de una hora el enfermero se rinde y dice:
Ya no puedo más, es mejor que me mate ese enfermo porque sino me voy a morir corriendo.
En eso llega el enfermo con poco aire pero al mismo tiempo furioso y decide actuar, se ve que levanta las manos con una gran furia, como a golpear al enfermero y luego las baja bien despacio y lo toca y le dice: ¡Tú la llevas ahora! Y sale corriendo.







Más chistes de Locos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED