HUMOR

Locos


Iban a pasar locos de un asilo a otro en avión, pero los locos estaban haciendo muchísima bulla y golpeando las ventanas y un desmadre.
Entonces, el capitán le dice al copiloto:
Ya estoy aburrido, vaya y calle a esos locos.
Al rato entra el copiloto a la cabina y había un silencio total, el capitán le pregunta al copiloto como hizo para que se callaran, entonces el copiloto le responde:
Les dije que el avión se había varado, que fueran a empujarlo.




Se escapan dos locos de una clínica psiquiátrica. En su huida llegan a una estación de tren y suben al tren contentos de su buena suerte; Resulta que aquel tren llevaba una compañía de marina de maniobras y al ver tanto marino le dice uno a otro: Oye loco, esto no es un tren, ¡esto es un barco!. El otro dice: Vamos a tirarnos al agua antes de que zarpe, y se tira. El que está aún en el tren le pregunta: ¿Cómo está el agua?.... y contesta el otro desde el suelo del anden: ¡Tírate por el otro lado que por aquí hay muchas rocas!




Un loco se acerca a la casa de otro loco, y llama a la puerta, desde adentro dicen:
¡No hay nadie!
y él de afuera responde:
¡Pues, menos mal que no he venido!











Este era un manicomio donde todos los locos estaban metidos en la piscina, y el vigilante les mando que salieran de la piscina, pero ellos no querían, estuvo horas y horas pero ninguno de ellos quería salirse, entonces un loco que estaba fuera le dijo al vigilante:
Le apuesto lo que quiera a que los saco de la piscina.
Viendo el vigilante que no le quedaba más remedio le pidió que lo intentara.
Entonces, el loco coge la manguera y les dice a los locos que estaban en la piscina:
¡Si no salen de la piscina los mojo!




Esto era una vez un manicomio donde los locos estaban tristes. El director del manicomio decide tomar acción para mejorar esta situación. Este llama al director recreacional del manicomio y le dice la situación y éste le suguiere una piscina para alegrar a los locos. Al día siguiente los locos aparecen en la piscina haciendo clavados, piruetas y 360 desde el trampolín. El director del manicomio se alegra de ver los locos felices otra vez y se lo deja saber al director recreacional, quien contesta: Sí están felices, ahora deje que le eche el agua a la piscina.







Más chistes de Locos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED