HUMOR

Matrimonios


El marido moribundo le dice a su esposa:
Camelia, antes de morir dime si alguna vez me engañaste.
Esta, sorprendida por tal pregunta le contesta:
¡Ay no, y si no te mueres!




Una señora le dice al esposo:
Los nuevos vecinos son tan amorosos, él la besa, la acaricia, le hace arrumacos, ¿Por qué tú no haces lo mismo?
Le responde el esposo:
¡Pues, porque yo casi no conozco a esa señora!




Niños.
Una vez una mujer iba a tener un bebé por tercera vez y su esposo estaba muy nervioso. Cuando el esposo se encuentra con un amigo éste le pregunta: ¿Por qué estás tan nervioso?
¿Por la simple razón de que tu esposa va a tener un bebé, si ella dice que ya está acostumbrada a ello?
Y le responde diciendo:
Es que la primera vez que mi esposa tuvo un bebé comió dos huevos fritos de desayuno y tuvo mellizos, la segunda vez comió un sandwich de tres pisos y tuvo trillizos, y esta vez comió una docena de pastelillos.










- ¡Qué cara tienes! ¿Pasó algo?
- Mi marido fue a comprar milanesas y lo atropelló un camión
- ¿Y ahora qué vas a hacer?
- Y, no sé... quizás fideos...




Desde ayer que mi tío descansa en paz.
No sabía que tu tío se murió.
No la que se murió es mi tía.







Más chistes de Matrimonios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED