HUMOR

Matrimonios


Una mujer se muere. Al llegar al cielo, San Pedro no está y se entretiene mirando por las rejas. Allí ve un gran banquete, con todos sus familiares y amigos que murieron ya.
¡Hola, que bien! ¡Hola, estábamos esperándote!
En esto que llega San Pedro y la mujer le pregunta:
Que sitio tan estupendo, ¿Qué tengo que hacer para entrar?
Tienes que deletrear una palabra.
¿Qué palabra?
Amor.
La mujer la deletrea correctamente, y entra.
Al cabo de los meses, San Pedro le pide que le cubra el puesto por unas horas. Estando ella de guardia, llega su marido.
Hombre, ¿Que tal, cómo te ha ido?
Pues bastante bien. Me casé con la maciza de la enfermera que te cuidaba mientras estabas enferma, me tocó la lotería y vendí nuestra casita y me compré una mansión, estaba de vacaciones en el caribe, haciendo ski acuático, y aquí estoy. ¿Qué tengo que hacer para entrar?
Tienes que deletrear una palabra.
¿Cuál?
Checoslovaquia.




Un hombre llega a la casa de su novia a pedir su mano, los futuros suegros le preguntan:
Bueno, ¿usted sí es un hombre trabajador?
El hombre les responde muy alentado:
Claro, yo soy un buen trabajador.
Y su suegro le responde:
Menos mal, porque aquí somos 12 personas.




Definiciones de matrimonio:
1. Religión: Acto mediante el cual se crea un Cristo más y una virgen menos.
2. Penal: Única sentencia a cadena perpetua que se cancela por mal comportamiento.
3. Filosófico: Situación en la que ninguna mujer obtiene lo que esperaba y ningún hombre espera lo que obtiene.
4. Matemáticas: Suma de afecto, resta de libertades, multiplicación de responsabilidades, y división de bienes.
5. Derecho: Dícese de la principal causa del divorcio.
6. Químico: Proceso por medio del cual una media naranja se convierte en un medio limón.
7. Dietético: Forma más rápida de ponerse gordo.
8. Militar: La única guerra, en la que se duerme con el enemigo.











Llega una empleada nueva a la casa, y al patrón que nunca se le escapaba ninguna empleada decide acostarse temprano y esperar que su mujer se durmiera para gatearle a la nana. Y cuando por fin lo estaba logrando lo pilla la mujer la cual le dice:
¡Desgraciado, así te quería agarrar con las manos en la masa!
A lo cual el esposo responde:
Tranquila mi amor que si ella abre es porque es una fácil y mañana mismito la echamos.
Al otro día le dice el esposo:
Mi amor, para evitar tanto problema, por qué no aprendes a cuidar a los bebés y a cocinar.
Y le responde la mujer:
¿Y tú por qué no aprendes a quererme, consolarme, a besarme y echamos al conductor?




Llega un trabajador a la casa de una señora y le dice:
¡Señora, su esposo estiró la pata!
¿Qué?
Su esposo murió.
¿Pero cómo?
Le cayó un ladrillo en la mano.
¿En la mano?, pero entonces, ¿Cómo murió?
Es que le cayó cuando se estaba rascando la cabeza.







Más chistes de Matrimonios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED