HUMOR

Matrimonios


Después del desayuno el esposo dudoso le pregunta a su esposa.
Mi amor, si yo me muero, ¿tú llorarías por mí?
Y ella le responde:
Claro mi amor, si tú sabes que yo lloro por cualquier cosa.




Después de una discusión de varias horas, el enfurecido marido dice a su mujer:
Te me largas ahora mismo con tu mamá.
Muy gracioso, sabes que murió.
¡Exactamente!




El marido encuentra a su esposa haciendo el amor con el mendigo y éste le hace el reclamo, llamando la atención por haberle colocado a él la altura de lo más bajo de la sociedad.
Ella aduce tener una explicación:
- Este hombre me pidió el favor si podía dejarle bañar, darle de comer y regalarle un viejo traje que tú ya no usaras y cuando se iba me preguntó: ¿Sra. Usted, puede darme algo más que su esposo ya no use? Y entonces ¡me tocó!.











Entra un tipo a la joyería con la intención de comprarle a la novia un anillo de
compromiso. Se pone a examinar los anillos en exhibición tras la vitrina y uno, en especial, le llama la atención.
Disculpe, le pregunta al joyero, ¿Cuánto cuesta este anillo?
¡Ah, es una pieza bellísima!, sólo le va a costar $10,000.
¡Ay! ¡Eso es mucho dinero!
Pero, amigo, dice, condescendiente, el joyero:
Un diamante es para toda la vida.
Quizás, señor, pero no planeo que mi matrimonio dure tanto.




En un Censo.
Estaba la encuestadora en una casa haciendo la encuesta y pregunta: ¿Su nombre?
Adán.
¿El nombre de su esposa?
Eva.
¡Increíble! ¿Por casualidad la serpiente también vive aquí?
Sí, un momento.
¡Sueeegraaaa, la BUSCAN !







Más chistes de Matrimonios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED