HUMOR

Matrimonios


Dos caballeros que se movían muy de prisa en el interior de un
hipermercado con sus carritos de compras se chocan. Uno le dice al otro: Perdóneme usted, es que busco a mi señora.
¡Que coincidencia! Yo también, estoy ya desesperado.
Bueno, tal vez le pueda ayudar.
¿Cómo es su señora?
Es alta, de pelo castaño claro, ojos verde, piernas bien torneadas, en fin, muy bonita, ¿Y la tuya?
Con esa descripción, olvídate de la mía ,vamos a buscar la tuya.




Tres amigos están conversando en un bar sobre sus esposas. Uno dice: Anoche le dije a mi mujer que en la casa yo era quien mandaba. Ella no estuvo de acuerdo, así que nos sentamos a hablar, y decidimos tomar las decisiones entre los dos.
El segundo dice: Pues anoche le dije a mi mujer que en la casa yo era quien mandaba. Ella no estuvo de acuerdo, empezó a gritarme hasta que me cansé y le dije que hiciera lo que quisiera. El tercero se queda en silencio, hasta que los otros le preguntan: ¿Y tú no tienes problemas con tu mujer? Bueno, anoche le dije a mi mujer que en la casa yo era quien mandaba. Ella no estuvo de acuerdo, pero en media hora ya la tenía caminando a gatas por la casa. Los otros estaban asombrados: ¿Y entonces qué pasó?
Bueno... entonces ella gritó: ¡Sal de debajo de la cama y pelea como un hombre!




Un tipo llega a su casa repentinamente y encuentra a su mujer en la cama con su amigo. Va y saca la escopeta , le dispara al amigo y lo mata. La mujer lo mira muy enojada y le dice:
- ¡Sigue comportandote así y te vas a quedar sin amigos !











Estaba una pareja durmiendo, de pronto la mujer escuchó un ruido en la entrada y se levanta asustada diciéndole a su pareja:
- Levántate que ha llegado mi marido.
El hombre se levanta apresurado, cuando se logra poner el pantalón se tira por la ventana tratando de escapar, a los cinco minutos regresa al cuarto donde estaba la mujer y le dice:
- ¡Tonta, si tu marido soy yo!.




Un hombre se encuentra desayunando y llega su esposa y le dice:
Jorge, me encontré ésto en tu ropa, dice Marilú, ¿quién es ella?
A lo que el hombre le responde:
¡Ahh! Lo que pasa es que fui al hipódromo y al caballo que le aposté se llamaba Marilú.
Después de varios días, la señora le dice al marido en tono enojado: ¡Jorge, tienes una llamada telefónica de tu caballo!







Más chistes de Matrimonios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED