HUMOR

Matrimonios


El marido moribundo le dice a su esposa:
Camelia, antes de morir dime si alguna vez me engañaste.
Esta, sorprendida por tal pregunta le contesta:
¡Ay no, y si no te mueres!




Una dama entra a una farmacia y le pide al farmacéutico :
- Por favor, quisiera comprar arsénico.
Dado que el arsénico es muy tóxico y letal, el farmacéutico quiso saber más datos antes de proporcionarle la sustancia.
- ¿Y para qué querría la señora comprar arsénico?
- Para matar a mi marido.
- !Ah, caramba! Lamentablemente para ese fin no puedo vendérselo. La mujer sin decir palabra abre la cartera y saca una fotografía del marido haciendo el amor con la mujer del farmacéutico.
!Mil disculpas!, - dice el farmacéutico
- no sabía que usted tenía receta ....




Mi amor, éramos tan felices hace 15 años.
Pero mi amor, hace 15 años no nos conocíamos.
Por eso mi amor, por eso.











Un hombre llega a la casa de su novia a pedir su mano, los futuros suegros le preguntan:
Bueno, ¿usted sí es un hombre trabajador?
El hombre les responde muy alentado:
Claro, yo soy un buen trabajador.
Y su suegro le responde:
Menos mal, porque aquí somos 12 personas.




Estaba un atlante listo para irse a la cama, al meterse y taparse mira algo raro y le pregunta a la esposa:
¿Por qué hay seis pies mi amor?
Estás equivocado Manuel, bájate y cuéntalos bien.
Y el atlante se baja y atentamente cuenta los pies y dice:
Tenías razón mi vida son 4.







Más chistes de Matrimonios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED