HUMOR

Matrimonios


Un hombre se encuentra con un viejo amigo que va con su esposa y le saluda:
¡Miguel, tanto tiempo sin verte!
¿Cómo te va Claudio?, Saluda el que va con la esposa.
Bien, pero aún no estoy casado, ¿Y tú?
Bien, excepto porque tengo una enfermedad contagiosa e incurable. El amigo le da su más sentido pésame, se despide y se va. Entonces, la esposa le dice a su marido:
Mi vida, ¿Por qué a todo el que te pregunta por ti le dices que tu enfermedad es contagiosa si sólo tienes cáncer en el pulmón?
¡Para que nadie se interese en ti cuando yo esté muerto!




- ¡Qué cara tienes! ¿Pasó algo?
- Mi marido fue a comprar milanesas y lo atropelló un camión
- ¿Y ahora qué vas a hacer?
- Y, no sé... quizás fideos...




Un señor llega ante el acomodador de la tribuna principal donde se celebrara el partido final de la copa mundial de fútbol, el acomodador al ver el ticket que le presenta el señor se da cuenta que tiene uno de los dos mejores y más costosos asientos del estadio, lo dirige hasta el asiento, y nota que el otro esta vacío y le dice al señor:
Caramba, la otra persona que posee el otro mejor asiento del estadio, no ha llegado.
Y el señor le contesta:
Ni llegará.
El acomodador le pregunta intrigado:
¿Por qué? ¿Cómo lo sabe usted?
Y el señor le contesta:
Porque ese asiento era de mi esposa, y ella falleció.
El acomodador le comenta:
¿Y por qué usted no le ofreció ese asiento a algún amigo o familiar? Y este le contesta:
Porque todos están en el velorio.











Papá, ¿Por qué te casaste con mamá?
Tú tampoco puedes entenderlo, ¿verdad?




Era una pareja de recién casados.
El primer día ella prepara unos huevos rancheros para el desayuno. Cuando el marido ve el plato, exclama: ¡Está para chuparse los dedos!
Ella al instante dice: ¿De verdad mi amor?
Y él contesta; ¡Sí la verdad prefiero chuparme los dedos antes que comerme esta porquería!







Más chistes de Matrimonios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED