HUMOR

Matrimonios


¿Te regañó mucho ayer tu mujer por quedarte un rato más a jugar cartas? -No, no. Total estos cuatro dientes me los tenía que sacar de todas formas.




Una esposa se levantó en medio de la noche y no vio a su esposo en la cama. Ella se levantó y fue a buscarlo alrededor de la casa. De repente lo escuchó en el sótano llorando. Cuando ella bajó al sótano le preguntó: ¿Mi amor, por qué estas llorando?
Y él le dice:
Te acuerdas 20 años atrás, cuando tu padre me amenazó que si no me casaba contigo yo iría a prisión.
Ella le dice:
Sí, ¿Por qué?
Luego él le contesta:
Porque, ésta noche ya yo hubiera salido de la cárcel.




En el juzgado.
Señor juez, yo quiero divorciarme porque hace diez años mi mujer me tira los trastes en la cabeza.
¿Y por qué no se había divorciado antes?
Es que ahora ya está teniendo puntería.











Un matrimonio estaba cenando con un amigo de ambos. Durante la cena, el marido cada vez que se dirigía a su esposa, le decía cosas tan bonitas como: Amor mío pásame el pan, mi vida me pasas el agua. Durante unos minutos la señora tuvo que ausentarse. En esos momentos, el amigo le dice al marido:
Realmente estoy impresionado de la forma tan dulce con que tratas a tu esposa.
Y el marido le responde por lo bajo:
Es que hace seis años que me olvidé de su nombre.




¿Sabes porqué es bueno ponerle los cuernos a los hombres?
Porque un animal sin cuernos, es un animal indefenso







Más chistes de Matrimonios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED