HUMOR

Matrimonios


Era un señor que tenía unos gemelos, y uno de ellos era mudo. El señor estaba triste porque el niño no podía expresarse, por lo cual cuando ya estaba más crecidito lo llevó a otra ciudad para que lo operaran. Cuando iba en el avión una señora ancianita empezó a pellizcarle las mejillas al niño, haciéndole cariño, hasta que él se enojó y le dijo:
¡Vieja tonta!
El señor se alegró por el milagro de oír hablar a su hijo y llegando a la ciudad donde iba le envió un mensaje (vía Internet) a su esposa
diciéndole:
¡Vieja, el niño habló!
La esposa le responde el mensaje diciéndole:
Viejo Tonto, te llevaste al que habla.




Este es un matrimonio que va en un Renault 9 y la mujer le dice:
Cariño, tomando las curvas tan rápido me da miedo.
El marido responde:
Haz como yo, cierra los ojos.




¿Vos sabés que cuando cumplimos 10 años de casados con mi mujer, la llevé a Japón?
¡Que barbaro! ¿Y cuando cumplas 20?
Bueno, ahí la voy a buscar.











Amada esposa.
Un matrimonio está en la cama y de repente la mujer le pregunta al marido: Cariño, ¿Qué harías si yo muriese?
Pues, no sé, ¿Por qué?
¿Te volverías a casar?
No, en absoluto.
¿Es que no te gusta estar casado?
Sí, pero...
Entonces, ¿Por qué no te volverías a casar?
Pues, bueno, vale, probablemente volvería a casarme.
¡Aaaah! (Con cara de herida en su amor propio) ¿Y vivirías con ella en nuestra casa?
A menos que ella tuviese otra, creo que sí.
(Con cara de fastidio) ¿Y dormirías con ella en nuestra cama?
Pues sí, me imagino que sí.
(Ya muy enojada) ¿Y dejarías que se vistiese con mis ropas?
No sé, si ella quisiese, ¿Por qué no?
(Ya casi pensando en el divorcio) Vaya, vaya, ¿Y cambiarias mis fotos por fotos suyas? (Saliendo de la cama mientras apunta amenazadoramente con el dedo) ¿Y la dejarías usar mis palos de golf?
Ah no, eso si que no. ¡Ella es zurda!




Un señor entra a su casa, encuentra unos pantalones de hombre tirados en el suelo, y dice:
Mi esposa me debe estar engañando con otro hombre.
Seguidamente en su camino hacia el cuarto se encuentra con una blusa de mujer y dice:
Ya estoy seguro que me debe estar engañando con otro hombre.
Al entrar al cuarto observa las sábanas moverse y agarra un arma y bruscamente mata a los cuerpos debajo de la sábana. Cuando va hacia la cocina se encuentra a su esposa y sorprendido le pregunta:
¿Qué haces aquí?
Sólo vine a tomarme un vaso de agua, por cierto tus padres llegaron hoy.






Más chistes de Matrimonios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED