HUMOR

Matrimonios


Un día nuestra cortadora de césped (eléctrica) se estropeó...
Mi mujer me llenaba la paciencia dándome a entender que yo debería arreglarla...
Por mi parte, siempre acababa teniendo otras cosas mas importantes que hacer tipo: lavar el coche, hacer un informe, en fin..., lo que para mi parecía más importante....
Un día ella pensó un modo de convencerme, muy sutil.
Cuando llegué a casa, me la encontré agachada en el césped, ocupadísima recortándolo con su tijerita de costura...
Eso me llegó al alma..., me emocioné...
Decidí entrar en casa, y volví después de unos minutos, llevándole su cepillo de dientes...
Se lo entregué y se me ocurrió decirle:
- "Cuando termines con el césped, podrías también barrer el patio..." Después de aquello, no me acuerdo de nada... Estoy en blanco....
Los médicos dicen que volveré a andar, que perdí sólo la mitad de la visión de un ojo y que cojearé el resto de mi vida




María le pregunta a su esposo Pepe:
Pepe, 20 años casados y nunca me has comprado nada.
Pero María, ¿tú me has dicho que vendías algo?




Un día la esposa muy disgustada le dice a su esposo:
Estoy cansada de tu sentido de pertenencia, todo el tiempo andas diciendo: mi casa, mi carro, mi esposa, mi televisor, ¿No habría alguna forma de que cambiaras esa actitud?
El esposo la mira y le dice:
Bueno, está bien, quieres por favor alcanzarme nuestros calzoncillos.










La mujer le dice al marido:
Oye, Manolo, ¿Nunca se te ha ocurrido comprarme flores?
Para qué, si todavía estás viva.




Un matrimonio que se quiere separar le pregunta a la hija de unos catorce años:
¿Con quién te quieres ir con papá o con mamá?
Y la hija pregunta:
¿Quién se queda con el coche?







Más chistes de Matrimonios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED