HUMOR

Matrimonios


En su segunda Luna de Miel, una pareja algo madura llega a las oficinas de inmigración. El guardia revisa los documentos de los interesados, al ver la identificación de la mujer dice:
Muy bien señora, la felicito, es la primera vez que veo que una dama pone en su credencial un retrato actual.
El esposo haciendo segunda a tal declaración menciona:
Ya vez mi vida, que no tiene nada de malo negar la edad.
La mujer, enojada y a punto de estallar aclara al guardia:
Lo que usted está viendo es mi huella digital.




Cariño! ¿Crees que estoy gorda?

Cariño, tú nunca me dices cosas dulces
¿Para qué? ¿Para que te las comas?




El señor muy enojado le gritaba a su esposa:
¡En esta casa mando yo! ¿Está claro Graciela?
¿Y qué?
¿Cómo que y qué?
Pues, si no me traes agua caliente, no termino de lavar la ropa.











Un hombre malvado muere y su familia acude al entierro. El cura, en su oración, dice:
Despidamos a este hombre justo y generoso...
La esposa coge a su hijo de la mano y le dice susurrando:
¡Hala, hijo, vamos! ¡Mira que confundirnos de entierro!




Un matrimonio se despierta en la madrugada porque un ladrón se quería meter a robar y entonces la mujer le dice a su esposo:
Viejo sal para que vean que hay un hombre en la casa.
Y él contesta:
Mejor sal tú para que vean que tenemos perro.







Más chistes de Matrimonios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED