HUMOR - muygraciosos.com

Militares





Se encuentra un soldado veterano explicando a unos amigos lo que le pasó en la guerra y les cuenta:
Yo tuve la experiencia de caerme dentro de una letrina en el campo. ¡Increíble!, comentan los amigos.
¿Hasta dónde te impregnaste de toda esa porquería?, preguntan.
El veterano contesta:
Hasta los tobillos.
¡Ah, por lo menos no estaba tan llena!, suspiran sus amigos.
¿Que no? ¡Caí de cabeza!




El sargento dice:
¡Dos soldados voluntarios que les guste la música!
Dan un paso al frente dos soldados.
A bajar del quinto piso el piano de mi general.




Un general le dice al soldado:
¡Soldado, ice la bandera!
El soldado responde:
¡Lo felicito mi general, le quedó muy bonita!











En un campamento el general decide hacerle una pequeña prueba a sus soldados preguntándoles, qué alimento les daban a sus mascotas. El general le pregunta al primero:
A ver, ¿Qué le da usted a su perro de comer?
Y el soldado le dice: Carne, mi general.
Y el general dice:
Reprobado, la carne es alimento para humanos.
El general le pregunta al segundo:
¿Qué alimento le da usted a su perro?
Y el soldado le dice: Harina, mi general.
El general dice:
Reprobado, la harina es alimento de humanos.
Y así el general siguió preguntando y cuando le pregunta al último: ¿Qué alimento le da usted a su perro?
Este contesta:
Bueno mi general, yo le doy el dinero para que él compre lo que quiera.



Mi capitán, los soldados no aguantan más, estamos a 42º a la sombra. Esta bien sargento, pueden descansar diez minutos al sol.







Más chistes de Militares Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED