HUMOR

Mujeres


Le pregunta un hombre a otro:
¿Qué harías tú para que una mujer se amanezca riendo el lunes?
Y le dice el otro:
¿Qué tengo que hacer?
Y el otro le dice:
Mira, le cuentas un chiste el sábado, lo analiza el domingo y se amanece riendo el lunes.




A una mujer le diagnostican un cáncer terminal: 2 meses de vida. Decide ir a un pintor para que le haga un retrato y así dejar un bello
recuerdo a su familia.
El día que llega al taller del pintor, se sienta para posar y el pintor la empieza a retratar.
Al cabo de un rato ella le dice:
- Perdón, ¿podría pintarme una diadema de diamantes en la cabeza? - Sí, señora, por supuesto.
Al cabo de unos minutos:
- Y un collar de perlas en el cuello?
- Por supuesto señora.
Y le va pidiendo que le pinte también una sortija con un rubí, una pulsera de oro macizo, etc.
Al cabo de unas horas el retrato queda acabado. La señora parecía una reina toda llena de joyas.
El pintor le dice:
- Perdone señora, ¿para qué ha querido que le pinte tantas joyas? - ¡ Para que la que se case mi marido se vuelva loca buscándolas !



Esta era una chica, que estaba indecisa, porque no sabía con cuál de los dos pretendientes casarse. Uno es un contador, y el otro es un militar. Al verse con la duda, le pregunta a su madre:
¿Con cuál de los dos me caso, mamá?
No lo pienses dos veces hija. Cásate con el militar, que es el que te conviene.
¿Por qué dices eso, mamá?
Mira, ellos, se levantan temprano, arreglan la cama, hacen su desayuno, y además reciben órdenes.











Llevan a Emily de emergencia al hospital pues ha sufrido un paro cardíaco. La llevan de inmediato al quirófano, y en medio de la operación, Emily tiene una experiencia de ultratumba. Se ve así misma caminando por el famoso túnel y al final esta Dios esperándola. Al verlo Emily le dice: Dios mío, te agradezco la vida que me diste, a pesar de que muero a los 62, no tengo de que quejarme.
Dios le contesta:
Emily, aún te quedan 40 años de vida, disfrútalos.
Al oír esto Emily despierta en su cuarto de hospital. Allí decide que si va a vivir 40 años más, pues se los disfrutará. Se hace una cirugía plástica, se pone implantes de silicona, se hace liposucción, en fin queda como una joven de 20. Al fin es dada de alta del hospital y al salir, viene una ambulancia y la mata.
Llega Emily de nuevo frente a Dios y le dice:
Señor, me dijiste que viviría 40 años más.
A lo que Dios le contestó:
Ay, perdóname Emily, fue que no te reconocí.




Están dos madres y una le dice a la otra:
Escucha, dile a tu hijo que me deje de imitar.
¡Niño! ¡Deja de hacer el idiota!







Más chistes de Mujeres Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED