HUMOR

Mujeres


Una famosa modelo toma un avión a Nueva York con un pasaje en clase turista. Cuando llega al avión busca su asiento y de repente se encuentra con los asientos de primera clase. Viendo que estos son mucho mas grandes y confortables decide sentarse en el primer asiento vacío que ve. La azafata chequea su ticket y le dice a la chica que su asiento es de clase turista. La modelo responde:
- Soy modelo y famosa y voy a sentarme aquí hasta llegar a Nueva York. Frustrada la azafata va a la cabina y le informa al capitán del problema. El capitán va a hablar con la modelo y le confirma que su asiento es de clase turista. Ella responde:
- Soy modelo y famosa y voy a sentarme aquí hasta llegar a Nueva York. El capitán no quiere causar problemas con lo que se retira a la cabina para comentarle el problema al copiloto. El copiloto le dice que como tiene una novia modelo y famosa sabe como manejarlas y el se hará cargo del problema. Con lo que va a ver a la modelo y le susurra algo al oído. Ella inmediatamente se levanta, dice muchísimas gracias y se va a sentar a su asiento de clase turista. El piloto y la azafata, quienes estaban observando alucinados la escena, corren a preguntarle al copiloto que le había dicho a la chica para convencerla. El copiloto les dice:
- Simplemente le informe que los asientos de primera clase no van a Nueva York.




Le pregunta un hombre a otro:
¿Qué harías tú para que una mujer se amanezca riendo el lunes?
Y le dice el otro:
¿Qué tengo que hacer?
Y el otro le dice:
Mira, le cuentas un chiste el sábado, lo analiza el domingo y se amanece riendo el lunes.




En la peluquería le acaban de lavar la cabeza a una señora y le preguntan: Señora, ¿Le envuelvo la cabeza con una toalla?
Y la señora responde:
No, me la llevo puesta.











A una mujer le diagnostican un cáncer terminal: 2 meses de vida. Decide ir a un pintor para que le haga un retrato y así dejar un bello
recuerdo a su familia.
El día que llega al taller del pintor, se sienta para posar y el pintor la empieza a retratar.
Al cabo de un rato ella le dice:
- Perdón, ¿podría pintarme una diadema de diamantes en la cabeza? - Sí, señora, por supuesto.
Al cabo de unos minutos:
- Y un collar de perlas en el cuello?
- Por supuesto señora.
Y le va pidiendo que le pinte también una sortija con un rubí, una pulsera de oro macizo, etc.
Al cabo de unas horas el retrato queda acabado. La señora parecía una reina toda llena de joyas.
El pintor le dice:
- Perdone señora, ¿para qué ha querido que le pinte tantas joyas? - ¡ Para que la que se case mi marido se vuelva loca buscándolas !



Dos mujeres están conversando y una le dice a la otra.
¿Y tú, no estabas enferma?
¿Por qué?
Porque yo vi salir ayer a un médico de tu casa.
Eso no es nada.
¿Por qué?
Porque yo vi salir un general de la tuya, y no estamos en guerra.







Más chistes de Mujeres Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED