HUMOR

Niños


Pablito asistía a clases a una escuela en un pueblito de campo. Todas las mañanas la profesora le preguntaba a sus alumnos:
¿A ver Pepito, en qué te viniste tú, hoy?
Mi papá me vino a dejar en su tractor, señorita.
¿Y tú Juanito?
Mi papi me vino a dejar en su camioneta.
Y así le pregunta a varios estudiantes, hasta que le pregunta a Pablito, el que con voz tímida responde:
Me vine en mi mulita.
Entonces, el curso se lanza a reír a carcajadas.
Al siguiente día pasa lo mismo, y Pablito se siente muy avergonzado. Entonces, ese día cuando llega a su casa le pregunta a su mamá qué debía hacer, y la mamá lo aconseja.
Llega Pablito al otro día a la escuela y cuando le preguntan a él, responde con su inocente voz:
En helicóptero.
Y la profesora le pregunta, ¿y dónde lo dejaste?
A lo que responde:
Está allá atrás comiendo pastito.




Tratando de explicar a su pequeño hijo qué es un milagro, una madre le dice:
¿Qué serías si cayeras de un 5° piso y no te pasa nada.
¡Suerte!, responde el hijo.
¿Y si caes otra vez y no te vuelve a pasar nada?
¡Eso es buenísima suerte!
¿Y si vuelves otra vez a caer y no te vuelve a pasar nada?
¿Qué es?
Práctica.




Pepito le pregunta a su mamá que está esperando un hijo:
Mamá, mamá, ¿Tu quieres mucho a mi hermanito?
Sí, Pepito.
Entonces, ¿Por qué te lo comiste?











Era una mujer gorda que está en un parque paseando a su perro, se le acerca un niño y le dice:
- ¿Muerde?.
La mujer responde:
- No.
Entonces, el niño le vuelve a preguntar:
- ¿Y el perro?.




Abuelita, abuelita.. cierre los ojos.
A lo que le contesta la abuela:
Pero mijo, ¿por qué me pides esto?
Porque, mi papá dijo que cuando usted cierre los ojos, todos vamos a ser felices.







Más chistes de Niños Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED